top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Aprobada la Política Pública para Artistas Callejeros en el Concejo de Medellín

En una jornada histórica, el Concejo de Medellín aprobó hoy la tan esperada política pública para artistas callejeros, materializada en el Acuerdo 126 de 2022. Este hito representa un logro significativo para la comunidad artística que ha luchado incansablemente por el reconocimiento y respaldo de sus actividades en el espacio público.

La iniciativa, que institucionaliza los Corredores Artísticos y el Festival de Arte Callejero, surge como una respuesta concreta a las demandas y aspiraciones de los artistas callejeros de la ciudad. A través de este acuerdo, se busca no solo legitimar su labor sino también fomentar la expresión cultural en lugares tradicionalmente desatendidos.

Con el lema #ElArteCallejeroNoEsDelito y #LaFamiliaDeLaCalle, los artistas callejeros han tejido una red de apoyo que ha resonado en la esfera política, resultando en la aprobación de esta política pública. Este paso adelante se erige como una victoria para aquellos cuyas manifestaciones artísticas a menudo han sido malinterpretadas o marginadas.

Detrás de este logro, se encuentran grandes líderes que han dedicado tiempo y esfuerzo incansables para liderar procesos que quedarán grabados en la historia de la ciudad. Su perseverancia y compromiso han dado sus frutos, demostrando que la unión y la determinación pueden transformar el panorama cultural y social.

A pesar de este triunfo, algunos líderes de la comunidad artística recalcan la importancia de hacer valer otras normativas vigentes. En particular, se destaca la solicitud de cumplimiento de la Ley 1988 del 02 de agosto de 2019, la cual establece los lineamientos generales para la formulación de la política pública de los vendedores informales. El objetivo de esta ley es garantizar los derechos fundamentales, como la dignidad humana, el mínimo vital, el trabajo y la convivencia en el espacio público.

Lamentablemente, señalan que esta ley ha sido sistemáticamente omitida y desacatada por casi la totalidad de mandatarios locales. Este llamado a la acción resalta la necesidad de una atención integral a todas las formas de expresión en el espacio público, incluyendo no solo a los artistas callejeros, sino también a los vendedores informales, quienes esperan ser reconocidos y respaldados en el ejercicio de sus actividades.

En resumen, la aprobación de la política pública para artistas callejeros marca un capítulo importante en la historia cultural de Medellín. Sin embargo, la lucha por el reconocimiento y el cumplimiento de los derechos de quienes ocupan el espacio público continúa, alimentada por la esperanza de construir una ciudad más inclusiva y respetuosa con la diversidad de expresiones que la conforman.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page