top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Arizabaleta contra Zuluaga: “Recibió US$1,5 millones de Odebrecht”

El exdirector del Invías, Daniel García Arizabaleta, tiene todo listo para demostrar financiación irregular en la campaña del excandidato presidencial. Zuluaga guarda silencio.


El excandidato presidencial, Óscar Iván Zuluaga habría recibido dinero de Odebrecht para su campaña, según el exdirector del Invías, Daniel García Arizabaleta. FOTO: Colprensa

Cuando Daniel García Arizabaleta, exdirector del Invías, vio que su barco se podía hundir por recibir dinero de uno de los escándalos más grandes de corrupción en América Latina, Odebrecht, decidió no hacerlo solo.

Por eso, tras pactar un principio de oportunidad con la Fiscalía, entregó dos explosivas conversaciones que tuvo con el excandidato presidencial, Óscar Iván Zuluaga, en las que queda clara la entrada de dinero irregular a su campaña de 2014.

El escándalo cobra relevancia justo en un momento en el que la campaña del Presidente de turno, Gustavo Petro, resultó supuestamente salpicada por presunto dinero ilícito, una suma de 15.000 millones de pesos, revelada en unos audios filtrados por una de sus fichas políticas, el exembajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti.

Y en la misma semana, la Procuraduría decidió inhabilitar por 12 años a Roberto Prieto, exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, por recibir dinero de Odebrecht y no reportar la donación de 1 millón de dólares ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Con todo ese contexto, Zuluaga podría correr una suerte similar de indagaciones, sanciones y pago de delitos. Sin embargo, él prefiere guardar total silencio, mientras Arizabaleta prepara todo con la Fiscalía para darle un supuesto golpe.

De esa diligencia está encargado el fiscal Javier Cárdenas, el mismo funcionario que ha estado al frente de solicitudes de preclusión del caso contra el expresidente Álvaro Uribe, a quien también el exfuncionario ha sido muy cercano.

Precisamente, en esos audios que le suspendieron el proceso a Arizabaleta y que lo convirtieron en un testigo clave cuando contra él corría un proceso por enriquecimiento ilícito tras recibir 360 millones de pesos en cheques, estaría otra clave para determinar que Odebrecht sí inyectó dinero a las campañas presidenciales en Colombia, eso sin mencionar a otros países como Brasil.

Los datos que se escuchan es que el exdirector del Invías cuenta cuando el mismo Óscar Iván Zuluaga lo buscó directamente y, en medio de una reunión, le revela que en realidad ya había recibido 1.500 millones de dólares por parte de Odebrecht. La astucia de Arizabaleta se despertó a raíz de una supuesta amenaza que vendría implícita en un mensaje del abogado de su exjefe político, Jaime Granados, cuando dijo que su cliente no debería estar siendo investigado, que el enlodado era Arizabaleta. En ese momento fue cuando el exfuncionario decidió grabar los dos audios para tenerlos como pruebas para el momento en que todo se fuera en su contra.

Y el momento de sacarlos a la luz finalmente llegó. Justo cuando su condena parecía inminente, para hacerle el quite, Arizabaleta se comprometió con la Fiscalía a entregar material tan valioso como para que le otorguen total impunidad.

En su primer interrogatorio, el pasado 3 de febrero del año en curso, Arizabaleta declaró que tenía conocimiento acerca de la ayuda financiera de Odebrecht a la campaña presidencial de Zuluaga por medio de un pago al cuestionado publicista brasileño Duda Mendoza, pieza clave para que el candidato ganara la primera vuelta presidencial en 2014.

Eso lo supo cuando, tras su paso por el Invías, fue contratado por Odebrecht para hacer conexiones entre proyectos y la multinacional. Arizabaleta cuenta que, para ese momento, Zuluaga no punteaba bien en las encuestas, “tenía serios problemas de imagen”. Razón por la que el mismo candidato lo buscó para que le ayudara a contactar al publicista que había acompañado a Lula Da Silva en Brasil en su vuelta presidencial. Se trataría de Duda Mendoza, quien luego fue condenado por recibir dinero de paraísos fiscales para la primera campaña de Da Silva.

Arizabaleta aceptó porque manejaba buenas relaciones y sirvió como un puente de encuentro, según su relato, entre Óscar Iván y Eleuberto Martorelli, miembro principal de la junta directiva de la multinacional. Señaló que tuvieron por lo menos 2 o 3 reuniones en las que se pactó apoyo para sus aspiraciones presidenciales. Y tal como se lee en el principio de oportunidad, la participación del publicista fue determinante para la primera vuelta, en la que Zuluaga salió victorioso, pero la justa finalmente la ganó Juan Manuel Santos.

Al término de campaña, el excandidato buscó a Arizabaleta para que fuera el intermediario, otra vez, con los empresarios de Odebrecht para que fueran ellos quienes asumieran el pago del publicista, una deuda por el valor de 600 mil dólares. Sin embargo, Zuluaga siempre ha dicho que ese pago se realizó con dinero de la campaña, sin ninguna irregularidad, todo debidamente reportado.

En contraparte, Arizabaleta le aseguró a la Fiscalía que Zuluaga y Martorelli tuvieron una reunión para pactar el pago de esos honorarios. Pero cuando estalló el escándalo y salieron a flote los supuestos tentáculos de Odebrecht en Colombia, todos comenzaron a lavarse las manos y, según el exfuncionario, Zuluaga también. Razón por la que se sintió presionado, y más aún, cuando el abogado del excandidato presidencial pidió que lo investigaran directamente.

Frente a eso, se preparó grabando dos audios para dejar constancia que él no era el único enlodado. Además, durante su primer interrogatorio, también le contó a la Fiscalía que lo habían contactado personas del movimiento político para que declarara sobre el desconocimiento de dineros Odebrecht en la campaña.

Sin embargo, Arizabaleta fue claro al expresar que él solo cumplió un rol político y que no sabe nada de manejo financiero, pero lo que sí le consta es que la multinacional efectuó el pago de los 600 mil dólares al publicista. A eso se le suma que en una de las conversaciones, Zuluaga le manifestó directamente que en realidad el apoyo económico de Odebrecht fue de 1.500.000 dólares.

Esos testimonios son los que lo convierten en un testigo directo que promete demostrar el ingreso de dineros de Odebrecht a la campaña presidencial, que no fueron reportados ante las autoridades electorales y que vincularían a Óscar Iván Zuluaga, y a su gerente de campaña, al presunto delito de falsedad en documento privado y fraude procesal. Ese proceso actualmente está archivado tras una decisión del CNE por falta de pruebas contundentes, lo que derivó en una absolución. El capítulo se reabre

0 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page