top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Asesinatos, Encarcelamiento y Violencia: El Desafío de los Periodistas para Defender la Libertad de Prensa en América Latina

Cámaras, una grabadora de video, un micrófono y pancartas son colocados juntos en el suelo durante una protesta de periodistas contra la violencia hacia miembros de la prensa y para exigir justicia en Guadalajara, estado de Jalisco, México, el 10 de julio de 2023. (Foto: ULISES RUIZ/AFP vía Getty Image).

En medio de un clima cada vez más hostil para la libertad de prensa en América Latina, los periodistas se enfrentan a un panorama sombrío marcado por asesinatos, encarcelamiento y violencia. México, Cuba, Nicaragua, Venezuela y Ecuador se destacan como ejemplos alarmantes de la creciente amenaza contra aquellos que buscan informar y denunciar.

México: Un Peligroso Escenario para la Prensa

Con al menos cinco periodistas asesinados en el año 2023, México continúa siendo uno de los países más peligrosos para la prensa en el hemisferio occidental. Según un informe conjunto de Amnistía Internacional y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), el país enfrenta una crisis con el mayor número de periodistas desaparecidos en el mundo. Se registraron al menos 15 desapariciones en 2023, ninguna de las cuales ha sido esclarecida por las autoridades. De acuerdo con la misma organización, al menos 43 periodistas han muerto durante la gestión de López Obrador, 47 durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto y 48 en el sexenio de Felipe Calderón.

Cuba: Represión y Exilio Contra la Prensa

En Cuba, el panorama no es menos desalentador. Un informe de la ONG Artículo 19 revela que durante el año 2023 se produjeron 274 agresiones contra activistas y periodistas independientes, que intentaban dar voz al descontento social en la isla. Entre las represalias más comunes se encuentran detenciones y la supresión del acceso a Internet, medidas que buscan silenciar cualquier voz disidente.

Nicaragua: Hostigamiento y Represión bajo el Régimen Ortega-Murillo

El régimen de Ortega-Murillo en Nicaragua ha intensificado su hostigamiento hacia la prensa independiente. Un ejemplo claro es el caso del diario La Prensa, cuyos miembros fueron detenidos y acusados de diversos delitos. La expropiación de su edificio y el cierre del canal de televisión 100% Noticias son muestras de la persecución sistemática que enfrentan los medios críticos en el país.

Según informes de organizaciones como la Red Regional Voces del Sur y la Fundación por la Libertad de Expresión y Democracia (FLED), el hostigamiento ha llevado al exilio a numerosos periodistas nicaragüenses, que huyen de amenazas, encarcelamiento y agresiones. Según el reporte estadounidense, en Nicaragua el régimen Ortega-Murillo ilegalizó más de 300 organizaciones de la sociedad civil en 2023, lo que elevó el número de clausuras a más de 3.500; despojó a “más de 300 personas de su ciudadanía y mantiene retenidos a más de 100 presos políticos en condiciones atroces”.

Venezuela: Miedo y Autocensura en el Periodismo

En Venezuela, la situación para los periodistas sigue siendo preocupante. El régimen de Maduro ha sido denunciado por restringir la libertad de prensa y crear un clima de miedo y autocensura. Miles de periodistas han emigrado del país debido a amenazas, y varios enfrentan órdenes de arresto por motivos políticos. En enero de 2024, el Departamento de Estado denunció que 33 venezolanos enfrentan órdenes de arresto o han sido detenidos por autoridades de su país por motivos políticos, entre ellos, varios periodistas.

Ecuador: Violencia en Vivo en la Televisión

El secuestro en vivo de un programa de noticias en TC Televisión en Guayaquil el 9 de enero de 2024 mostró la audacia de la violencia contra los medios en Ecuador. Durante horas, los periodistas y el personal del canal fueron rehenes, en un acto que refleja la vulnerabilidad de los comunicadores en la región.

América Latina enfrenta un desafío creciente en la defensa de la libertad de prensa. Los periodistas se encuentran bajo amenaza constante, ya sea por la violencia física, el encarcelamiento arbitrario o el exilio forzado. La comunidad internacional debe actuar de manera decisiva para proteger a aquellos que arriesgan sus vidas para informar y defender la democracia en la región.

los presidentes de la región coinciden es en considerar al periodismo como un enemigo acérrimo.

Cada uno con sus argumentos, tanto Milei en Argentina, quién ha catalogado al comunismo como “una enfermedad del alma”, como Gustavo Petro, en Colombia que se define como un líder de izquierda progresista, utilizan permanentemente sus redes sociales para atacar agresivamente a distintos periodistas y medios independientes. Lo mismo ocurre con Nayib Bukele en el Salvador y su trato hacia la prensa: la Asociación de Periodistas de El Salvador ha denunciado en reiteradas oportunidades que el Gobierno criminaliza el trabajo periodístico. La Asamblea Legislativa aprobó en 2022 una ley que impone prisión a quienes publiquen información sobre las pandillas. Lo que los mandatarios deberían recordar es que el periodismo es uno de los pilares fundamentales en los que se debe apoyar toda democracia. La misma democracia que los ha llevado, temporalmente, a los sillones más poderosos de sus países.

Con información de Sol Amaya, Esteban Campanela, Gonzalo Zegarra, Rey Rodríguez, Manuela Castro, Ana María Cañizares, Ivonne Valdés, José Álvarez, Elvin Sandoval e Iván Pérez Sarmenti de CNN en Español.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page