top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Ataque con explosivos en Tibú mató a dos policías y a una mujer

Se registró a las 2:30 en la vía principal de este muncipio de N. de Santander. Ofrecen $200 millones de recompensa.


El ataque se presentó en uno de los barrios de Tibú, Norte de Santander. La carga se detonó al paso de la patrulla. FOTO: Cortesía

Un ataque con explosivos, registrado sobre las 2:30 de la tarde de este miércoles en el barrio Santander bajo, de Tibú, en Norte de Santander, segó la vida de dos policías, dejó 4 más heridos y a otras ocho personas lesionados. En el ataque, según los reportes preliminares, una mujer –una civil– también perdió la vida y hasta ahora las autoridades trabajan en su identificación.

El objetivo era una patrulla de Policía que en ese momento transitaba por la zona y la cual, según se ve en las imágenes de la cámara de seguridad de un bus de servicio público que estaba en la región, voló tras la explosión de los artefactos sembrados en la orilla de la carretera.

Los dos policías asesinados fueron identificados como el subintendente Ángelo Raúl Martínez Arévalo y el patrullero Andrés Idárraga Orozco. Y los heridos son: el mayor Wilson Millán Triana, el intendente Édison Niño Hernández y los patrulleros Brando Lec Coronado Aaron, Germán Yahir Gómez Monsalve y Ezequiel Pérez Arciniegas.

La joven que falleció se desplazaba en su motocicleta por la misma carretera que la patrulla al momento del ataque y lo que se conoce hasta ahora, por información entregada en el sector, es que se llamaba Lucy Castillo.

“La Policía Nacional condena este nuevo acto de barbarie contra la sociedad civil y los policías de la patria que enluta a nuestro país y ofrece una recompensa de hasta 200 millones de pesos a quien suministre información que permita dar con el paradero de los responsables”, precisó la institución.

Hasta el cierre de esta edición ningún grupo armado se atribuyó el ataque que una vez más genera zozobra en esa región de Norte de Santander; pero lo que sí se sabe es que en esa zona del país delinquen el Eln y el frente 33 de las disidencias de las Farc.

Además de la muerte de los dos agentes y la civil y de los lesionados, la comunidad de Tibú informó a este diario que varios sectores se quedaron sin servicio eléctrico, debido a que los explosivos activados al paso de la patrulla afectaron las líneas de energía.

“El subdirector de la Institución, brigadier general Tito Yesid Castellanos Tuay, se desplazó al lugar de los hechos para liderar la investigación en compañía de un equipo de expertos en esclarecer este tipo de acciones criminales. Además, se dispuso de un equipo interdisciplinario para asistir a las familias de las víctimas”, agregó la Policía.

Este ataque se registró en un momento en el que la paz total que el Gobierno de Gustavo Petro impulsa está en una especie de limbo, pues los ceses al fuego unilaterales que se habían decretado para impulsarla están frenados, por eso no se descarta la hipótesis de que pueda ser una retaliación que tenía como objetivo la Fuerza Pública.

Y aunque no son hechos conectados, previo a este ataque en Tibú se conoció el asesinato de tres menores indígenas que las disidencias de Iván Mordisco intentaron reclutar en Putumayo y que, al negarse, terminaron asesinados.

Todo este panorama tiene al comisionado de Paz, Danilo Rueda, con un respaldo político cada vez más debilitado y con su cargo en riesgo, pero la salida de su cargo, en caso de que se decida, solo puede ser movida por el propio Petro.

El presidente Gustavo Petro también rechazó el ataque en Tibú, Norte de Santander, y envió “un abrazo de solidaridad para las familias de las víctimas de este atroz hecho. Este acto criminal no quedará en la impunidad”.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page