top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Aumentaron los accidentes laborales en Norte de Santander

El Aumento de Accidentes en este periodo es un llamado A las organizaciones y entidades regulatorias para seguir priorizando medidas que protejan al empleado.


El sector “Extracción minas y canteras” presentó la mayor tasa de mortalidad (7,94), superando 10 veces la nacional (0,75)./

El Observatorio de Seguridad y Salud en el Trabajo del Consejo Colombiano de Seguridad en su más reciente informe sobre siniestralidad laboral dejó en evidencia que durante el primer trimestre del 2023, el número de accidentes laborales aumentó 22,4 por ciento, comparado con el mismo periodo del año anterior.

En total, se registraron 136.299 casos con una tasa trimestral de 1,17 accidentes por cada 100 trabajadores, lo que se traduce en que, en promedio, se presentaron 1. 514 eventos por día.

Aunque el departamento de Magdalena presentó la mayor tasa de accidentalidad trimestral, con 1,67 accidentes por cada 100 trabajadores, Norte de Santander también entró en la lista con tasas trimestrales de 1,54 y 1,51 eventos por cada 100 trabajadores, respectivamente.

Según el informe, durante el periodo evaluado, los sectores que presentaron el mayor número de accidentes fueron: “Industrias Manufactureras” con 22.221 eventos y “Comercio al por mayor y al por menor” con 16.653 casos registrados, representando el 28,5% del total de los incidentes.

No obstante, en este indicador las mayores tasas de accidentalidad por cada 100 trabajadores se presentaron en los sectores de “Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca” (3,25), “Explotación de minas y canteras” (2,78) y “Distribución y tratamiento de agua” (2,01).

En entrevista para La Opinión, Adriana Solano, presidenta del Consejo Colombiano de Seguridad explicó que, aunque hubo un incremento en la tasa de accidentalidad, hay que reconocer que durante el primer trimestre del año aumentó en un 3,4% el número de trabajadores afiliados al Sistema General de Riesgos Laborales al compararlo con el mismo periodo del año anterior, pasando de 11.251.879 en 2022 a 11.637.601 en 2023.

En este sentido, destacó la importancia de que las empresas también vinculen a sus trabajadores al Sistema General de Seguridad Social en Salud, asegurando que el país cuenta con una “legislación muy amplia y suficiente para que todos los colombianos que ejercemos una actividad cumplamos con la implementación de los sistemas de gestión y las fases de identificación de riesgos para cuidarnos y generar conciencia en los otros para disminuir estas cifras de accidentalidad”, dijo Solano.

Sector de minas con mayor riesgo en la región

En Norte de Santander más de 18 municipios tienen actividad minera y es un área que genera más de 30 mil empleos directos en la región, por lo que preocupan las cifras de accidentalidad y mortalidad registradas.

“La minería de socavón es un sector que tiene un altísimo riesgo por la

exposición a los gases que se emanan al interior de las minas, pero también porque no todos los títulos mineros están cumpliendo con los requisitos que exige la Agencia Nacional de Minería (ANM) y hay mucha minería informal que genera un entorno de gran riesgo”, detalló Solano.

La funcionaria resaltó la participación importante que tiene Norte de Santander en este sector por el gran número de empleados con los que cuenta, precisando que el llamado es siempre a analizar muy bien las causas de los accidentes y/o muertes, para poder evaluar de qué forma se pueden prevenir.

La tragedia más reciente fue la ocurrida el 30 de mayo del año pasado, en la mina de carbón La Mestiza, vereda El Albarico (El Zulia), que dejó a 14 mineros atrapados dentro de un socavón, encendiendo las alarmas en la región, donde la actividad minera ha cobrado una alta cuota en vidas humanas en los últimos 10 años.

De acuerdo con la ANM, esta emergencia se presentó por una explosión subterránea de metano y polvo de carbón, cuyos frentes de llama y presión causaron derrumbes y altas concentraciones de monóxido de carbono.

Frente a este panorama, el Ministerio de Minas y Energía y la ANM comenzaron un proceso de visitas este año, para verificar la manera en que se implementan los protocolos de seguridad e higiene en las minas de carbón de Norte de Santander, Cundinamarca y Boyacá.

La ANM ha reiterado que, si bien es

cierto, los títulos mineros se entregan en cumplimiento a los requerimientos de seguridad exigibles, cada titular debe hacer un monitoreo diario de todas las condiciones de seguridad de las minas antes de iniciar labores para evitar accidentes que lamentar.

Informalidad, otro riesgo

Solano mencionó que hay una preocupación en el país con los trabajadores informales, pues de los 21,5 millones de colombianos que laboran, solo 11 millones están afiliados al Sistema General de Riesgos Laborales.

Según el último reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la informalidad en la capital de Norte de Santander se ubicó en 59,3%, lo que la llevó a ocupar el sexto lugar entre las 23 ciudades principales de Colombia.

“Nuestro país debe avanzar fuertemente en una normatividad que permita esa formalización, para que los 21 millones de colombianos que ejercemos una actividad, podamos entrar al sistema, porque hay una gran cantidad por fuera de todos los programas de prevención que nos dan las Administradoras de Riesgos Laborales y eso es preocupante, el país tiene que formalizarse”, añadió Solano.

La funcionaria precisó que es importante generar una cultura de prevención y cuidado frente a estos temas, resaltando que, por ejemplo, hay un desafío en entender cómo se desarrolla la actividad agrícola en Colombia, uno de los sectores en donde también se registra una alta tasa de accidentes laborales.

la formalización y la afiliación al Sistema General de Riesgos Laborales son clave para identificar y mitigar los peligros, así como para gestionar los riesgos a los que se exponen a los trabajadores”. Adriana Solano, presidenta del Consejo Colombiano de Seguridad.

Esto, porque pareciese ser que el sistema está muy pensado para actividades demasiado formales, olvidando que en el campo se generan otras particularidades que se deben atender de forma distinta.

“El sector de “Agricultura, ganadería y caza” está presentando unos indicadores de accidentalidad preocupantes; lo más inquietante es que es un sector donde hay altos índices de informalidad, por lo que sabemos que las cifras no registran todos los accidentes que suceden en el sector”, comentó Solano.




1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page