top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Buen Comienzo: En un 70 % avanza la nueva Política Pública de Primera Infancia para Medellín


Manuel Esteban Riaño Giraldo, director (e) de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo.

- La existente fue creada en el año 2015 y ya no responde al contexto actual de las familias del Distrito.

- La nueva política pública se enfoca en el fortalecimiento de las capacidades de los niños durante sus primeros años de vida.

- Contó con las voces de familias y de líderes comunitarios, así como de los sectores de educación, público y privado, entre otros.

El Distrito de Medellín avanza en la actualización y reformulación de la Política Pública de Primera Infancia con base en las necesidades actuales de las familias y contextos sociales de las comunas y corregimientos, reemplazando la existente, creada en el año 2015, la cual no conversa con las nuevas normativas a nivel nacional, los cambios en las dinámicas de los hogares y las transformaciones generadas por la covid-19.

“En el acuerdo definido en 2015 no se contemplan problemáticas que se han generado en estos últimos años; nuestra sociedad está en constante evolución y la materialización de la triada por el cuidado de nuestros niños y niñas, como sociedad, Estado y familia. Debemos actualizarnos a las nuevas normativas a nivel nacional y buscar la mejoría constante para las niñas y los niños. Por ello, en un proceso participativo y analítico, se han generado unos espacios de formulación de una nueva política pública que aborda las necesidades actuales que se tienen en el Distrito de Medellín”, explicó el director (e) de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo, Manuel Esteban Riaño Giraldo.


La nueva Política Pública de Primera Infancia se enfoca en la expansión y fortalecimiento de la capacidad de los niños y las niñas para pensar en el desarrollo humano de la primera infancia y cómo desde el Distrito se genera una red de instituciones, sociedad y familia, para que los niños puedan fortalecer sus potencialidades desde sus primeros años de vida. Busca establecer entornos educativos, familiares y de atención integral pacíficos y libres de violencia; así como fortalecer, a través del arte, los procesos de habilidades emocionales de las niñas y niños desde los espacios de socialización en la primera infancia.

Una política pública es un conjunto de decisiones y acciones que implementa un gobierno para solucionar problemas o dificultades que han sido identificadas por los ciudadanos y por el mismo gobierno, en un campo específico, como en este caso la primera infancia. En ese sentido, durante el proceso de reformulación, liderado por la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo, se llevaron a cabo talleres y reuniones con familias, líderes sociales y comunidad en general, para el análisis de la necesidad, implementación y solución de problemáticas a largo plazo.

Este nuevo acuerdo, que será presentado en los próximos meses ante el Concejo de Medellín, se basa en el enfoque de capacidades, buen vivir e interculturalidad, derechos humanos, sostenibilidad en coexistencia con la naturaleza, expansión de capacidades, desarrollo humano, equidad de género, interseccionalidad, curso de vida y diversidad.

“Sabemos que esto va beneficiar a nuestros hijos y sabemos de las necesidades que cada uno de nosotros tenemos. Es muy importante que hayan incluido nuestras voces porque nosotras sabemos cuáles son las necesidades de nuestros hijos, cuál en la necesidad que hay en nuestros barrios, en nuestras comunas; y con esta política pública sabemos que nos van a tener en cuenta para cosas muy grandes”, señaló Miriam Loaiza, madre de familia.

Esta herramienta responde a nuevos retos como los generados por la llegada masiva de población infantil migrante en materia de salud, educación, vivienda, desarrollo humano y familiar, entre otros; y al hecho de que actualmente Medellín es Distrito de Ciencia, Tecnología e Innovación. La reformulación contempla la creación de acciones acordes con el escenario actual, dando línea hacia el futuro y mejorando las condiciones de vida y protección de los niños y niñas migrantes, desplazados, racializados y en situaciones de enfermedad o discapacidad.

Este proceso también es alimentado con las voces del Comité Suprasectorial de Infancias y Adolescencias, aliados de Buen Comienzo, agentes educativos, el ICBF, instituciones de primera infancia, hogares infantiles del ICBF e instituciones educativas oficiales y privadas, entre otros actores.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page