top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Cúcuta y su área metropolitana, entre las 50 ciudades más violentas del mundo en 2023

La alarmante situación de seguridad desafía la gestión local y nacional en Colombia

Cúcuta, la emblemática ciudad colombiana fronteriza, ha vuelto a ocupar un lugar en el desafortunado listado elaborado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México, que cataloga a las urbes más violentas del mundo. En el informe de 2023, el área metropolitana de Cúcuta se ubicó en el puesto 43, destacando una realidad cruda y desafiante que enfrentan sus habitantes día tras día.

Con 369 homicidios registrados el año pasado, la tasa alarmante de violencia representa un 36,57% en relación con la población estimada de poco más de un millón de habitantes. Esta estadística sombría refleja no solo una crisis de seguridad, sino también un llamado urgente a la acción por parte de las autoridades locales y nacionales.

A pesar de los esfuerzos proclamados por el alcalde Jorge Acevedo, cuyas propuestas han generado controversia y escepticismo, la comunidad sigue sumida en la incertidumbre y el temor. Ideas como la sugerencia de armar a los civiles o el polémico uso del polígrafo en la policía de tránsito han generado críticas y cuestionamientos sobre la efectividad y la legalidad de las medidas propuestas. La afirmación del alcalde de que "la gente debería estar armada" ha generado una ola de preocupación y rechazo, planteando serias interrogantes sobre la viabilidad y la legalidad de tal propuesta. Además de los evidentes riesgos de seguridad pública que conlleva el aumento de armas en manos de civiles, esta sugerencia contradice los principios constitucionales y plantea serias implicaciones en términos de derechos humanos y seguridad ciudadana. La aplicación del polígrafo plantea dilemas éticos y legales, y su efectividad para prevenir la corrupción y mejorar el desempeño policial está lejos de estar garantizada.

En un contexto donde la violencia y la inseguridad desbordan las calles de Cúcuta, es fundamental que las autoridades adopten medidas efectivas y responsables para proteger a la comunidad y abordar las causas subyacentes de la criminalidad. Las propuestas del alcalde, lejos de ofrecer soluciones viables, alimentan la controversia y la incertidumbre, desviando la atención de acciones concretas y urgentes que se requieren para enfrentar este desafío. En lugar de promover medidas polémicas y arriesgadas, es imperativo que las autoridades prioricen estrategias basadas en evidencia y enfoques colaborativos que involucren a la sociedad en la construcción de una ciudad más segura y justa para todos.

La situación se vuelve aún más preocupante al observar el panorama nacional, donde otras ciudades colombianas como Buenaventura, Sincelejo, Cali, Santa Marta, Cartagena, Palmira y Barranquilla también figuran en el informe, destacando la magnitud del desafío de seguridad que enfrenta el país.

Este preocupante escenario refleja una realidad compleja que demanda soluciones integrales y urgentes. Mientras tanto, el informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México subraya la necesidad de abordar de manera prioritaria las causas fundamentales de la violencia en la región, antes de que Cúcuta y otras ciudades colombianas se sumen nuevamente a esta lista deshonrosa en el futuro.

8 visualizaciones0 comentarios

Kommentit


bottom of page