top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Calzado de Brasil mira la frontera colombo-venezolana

La reapertura del comercio entre ambos países puede incentivar el mercado del calzado brasileño, considera Abicalçados.


Haroldo Ferreira, presidente ejecutivo de la Asociación Brasileña das Industrias de Calzado (Abicalçados). /

El mercado del calzado brasileño viene creciendo en Colombia y reflejo de ello es que el año pasado exportó 142 millones de pares al país cafetero, 1,3 millones de dólares, siendo el mejor resultado en 12 años.

Los representantes de este sector de Brasil también participan en el XXV del Foro Latinoamericano de Calzado Cúcuta, que termina hoy en el Hotel Casino Internacional de Cúcuta, quienes conversaron con La Opinión sobre su crecimiento en el país.

El presidente ejecutivo de la Asociación Brasileña das Industrias de Calzado (Abicalçados), Haroldo Ferreira, indicó que ese sector empresarial en el gigante suramericano crecerá 1,7% en 2023, sobre 2022, y que produce lo necesario para atender la demanda interna y la que requieren sus socios comerciales externos, como este país.

“Colombia tiene un consumo de 150 millones de pares de calzado por año y para Brasil es de gran importancia. Estados Unidos es nuestro principal mercado, después viene Argentina. Colombia está en la octava posición, que es bastante relevante, porque exportamos para más de 165 países”, expresó Ferreira.

Agregó que, incluso, de las importaciones brasileñas de calzado también hace parte Colombia, cuya participación es del 13%, lo que es importante.

Respecto a la reapertura de la frontera colombo-venezolana y el relanzamiento de las relaciones entre ambos países, el líder gremial de Brasil indicó que sin duda representa un incremento en el comercio, sobre todo en Cúcuta, lo que igualmente puede beneficiar al sector calzado de su país.

“Tal vez nos ayude a aumentar las exportaciones brasileras para Colombia, pero es muy difícil saber en cuánto”, resaltó el presidente ejecutivo de Abicalçados.

Aseguró que la industria brasileña del calzado ocupa la quinta posición en la economía de la nación, con presencia de fabricantes en 25 estados y 600 municipios, generando más 300.000 puestos de trabajos directos y más de un millón de empleo, al sumar otros actores de la cadena.

Haroldo Ferreira manifestó que la integración regional es muy importante, porque América Latina unida es el segundo mayor productor de calzado del mundo, por eso, las cámaras sectoriales se reunieron en esta ciudad, como lo han hecho en años anteriores en otro países.

La sostenibilidad, el camino

El gestor de Proyectos de Abicalçados, Cristian Schlindwein, informó que trajeron al Foro Latinoamericano toda la experiencia de Brasil en cuanto a producción de calzado sostenible, que no “solo implica ser verde” y poner en primer lugar el medio ambiente, sino que abarca gobernanza y cultura.

El directivo gremial se encargó de referirse la estrategia Origen Sostenible, el único programa de certificación de prácticas ESG (Environmental, Social and Governance o Medio ambiente, Social y Gobernanza) en la cadena productiva del calzado en el mundo.

Es así como 100 empresas, tanto fabricantes de calzado como proveedores de materiales están certificadas, con un crecimiento de más del 75% el número de organizaciones, con respecto a 2022. El programa brinda ventajas competitivas a las empresas, con ganancias en imagen y economía de recursos.

Schlindwein resaltó que desde hace 10 años vienen trabajando en la evolución sobre la sustentabilidad para las empresas de toda la cadena de calzado, por lo que están alineadas a patrones de sostenibilidad para vender más e impactar de forma positiva el mercado y el mundo.

“Estamos haciendo constantemente auditorías, para verificar que las empresas están trabajando los 104 puntos en medio ambiente, en lo social y en la gobernanza. El calzado, como parte del sector moda, está llamado a implementar de manera urgente prácticas sostenibles, así como sucede en el sector transporte o combustibles”.

Cristian Schlindwein aseguró la industria del calzado brasileña tiene un diferencial, al tener la única certificación en el mundo que se enmarca en el método ESG, por lo que no están enfocado en solo ver si el producto está fabricado en material ecológico, pero sí que la empresa sea responsable ambientalmente, socialmente y en su gobernanza.

lugar ocupa Colombia entre los países a los que Brasil exporta calzado.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page