top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Carbón, lo que más ha llegado tras la reapertura

La mayoría de exportaciones desde Colombia, por Norte de Santander, a Venezuela han sido alimentos.


El acero es uno de los productos más importados desde Venezuela.

Como lo preveían los expertos y empresarios con el reinicio del intercambio comercial entre Venezuela y Colombia, tras la reapertura de la frontera por Norte de Santander, las exportaciones de alimentos al vecino país han tenido el protagonismo, dada sus crisis económica.

De acuerdo con los datos de la Cámara Colombo Venezolana y de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), en el primer semestre de este años transitaron por los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Atanasio Girardot 164.286 toneladas de mercancías, por un valor de 143.8 millones de dólares.

Los cálculos revelaron que el 81% de las importaciones de Colombia fueron carbón, seguido del reglón varios, correspondiente a los ingresados en menor medida (telas, papeles multiusos, guirnaldas, cables y otros utensilios), con una participación de 4,3%; y del acero, con el 3,2%.

En cuanto las exportaciones, el 33,5% de las mercancías enviadas por el país a Venezuela correspondió a alimentos, seguido de varios, que son lo exportados en menor medida (bobinas de acero, aluminios, muebles electrodomésticos, sillas, artículos capilares y cosmetológicos), con una participación de 11,6%; y de fertilizante e insumos agrícolas, con 7,6%.

Sandra Inés Guzmán, presidenta de la Federación de Agentes Logísticos del Comercio Internacional (Fitac), indicó que el bajo precio del carbón a nivel mundial, a partir de los primeros días de junio, hizo que se redujera el ingreso de carbón venezolano, tendencia que se mantiene.

Venezuela no ha podido diversificarse

Nelson Ureña, director de la Asociación de Auxiliares Aduaneros del Táchira (Asoata), precisó que ese carbón que llegó a territorio colombiano procedente de las poblaciones tachirenses Lobatera y Las Adjuntas, fue del tipo coquizable (para la producción de coque), debido a que Venezuela no cuenta con la infraestructura para ello.

“La balanza comercial marcha ajustada a la realidad. Nosotros no hemos podido diversificar las exportaciones, debido a que el aparato productivo está mermado. Para nadie es un secreto que la mayoría de las importaciones desde Colombia son de comestibles, ajustados al Acuerdo de Alcance Parcial N° 28 y los demás firmados entre los dos países”, añadió.

Ureña recalcó que esos alimentos están surtiendo a los supermercados y demás comercios, los cuales antes también ingresaban de forma ilegal, por las trochas. Subrayó que los empresarios que se encargaban del tránsito de esas mercancías por los pasos irregulares se han ido formalizando.

El director ejecutivo de la Cámara Colombo Venezolana, en la región Oriente, Víctor Méndez, resaltó que empezó a entrar mucho coco desde el vecino país, por la cosecha que se está dando en este momento.

¿Qué se espera?

“La balanza comercial ha estado a favor de Colombia desde antes del cierre. Lo importante es que poco a poco el sistema productivo venezolano se va a ir reactivando. Vamos a tener una balanza un poco más equilibrada a medida de que Venezuela reactive su industria siderúrgica, que era su fuerte, y de los productos derivados del plástico”, manifestó Víctor Méndez.

Los aduaneros tachirenses reconocieron que los tratos preferenciales de Colombia y de otros países han contribuido a mejorar el intercambio, por ello, esperan que esa dinámica crezca, siempre y cuando ambos gobiernos continúen incentivando el comercio binacional, eso incluye que Venezuela vuelva a la Comunidad Andina (CAN).

Los gremios proyectan cerrar el año entre 1.000 y 1.200 millones de dólares en intercambio comercial, desde la reapertura de la frontera, el pasado 26 de septiembre de 2022.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page