top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Caso Sarabia: Procuraduría abre indagación disciplinaria por presunto abuso de poder con exniñera

El caso también es investigado por la Fiscalía. Sarabia fue citada a debate de control político por miembros de la oposición.


La jefa de gabinete, Laura Sarabia, es una de las personas más cercanas al presidente Petro. FOTO: CORTESÍA

El escándalo de la jefa de gabinete de Presidencia, Laura Sarabia, por presunto abuso de poder pasó a manos de instituciones oficiales que se encargarán de definir si hubo irregularidades con la exniñera Marelbys Meza, quien fue sometida a pruebas de polígrafo dentro de entidades oficiales pese a que se trataba de una empleada privada.

Según anunció la procuradora general, Margarita Cabello, el equipo encargado de vigilar el comportamiento de los funcionarios públicos decidió que abrirá una “indagación disciplinaria” para evaluar presuntos abusos de poder con Meza, quien fue señalada como supuesta responsable de robar un maletín con alrededor de 7.000 dólares en efectivo.

Dicho proceso se suma al anuncio que realizó esta mañana la Fiscalía General de la Nación en el que informó que citará a declaratoria a Sarabia, Meza y otros posibles implicados en los hechos a investigar.

Sobre todo esto, la jefa de gabinete ha dicho que ella y su familia fueron víctimas de un robo en el que Meza es investigada como principal sospechosa.

Así mismo, tanto Sarabia como la Casa de Nariño han emitido comunicados asegurando que el proceso de la exempleada se hizo bajo todos los protocolos de Ley.

Sobre el origen del dinero, Sarabia aseguró que se trataba de viáticos por viajes oficiales realizados para la Presidencia de la República, aunque los entes de control no descartan investigar también la procedencia de ese dinero en efectivo que guardaba la jefa de gabinete en su hogar.

Lo que sí no ha logrado explicar la funcionaria es por qué usó servidores e infraestructuras oficiales para investigar un robo que, al parecer, no tenía que ver con sus funciones. En línea con lo anterior, ni el Gobierno ni ella han respondido a las dudas de que Meza, aun sin ser funcionaria pública, fuera sometida a un polígrafo en los sótanos de un edificio aledaño a la Casa de Nariño.

Por ahora, tanto la Procuraduría como la Fiscalía investigarán si dentro de ese caso sucedieron posibles irregularidades que podrían acarrearle sanciones disciplinarias a Laura Sarabia, una de las personas más cercanas al presidente Gustavo Petro.

Las contradicciones del robo a Sarabia

Además de los cuestionamientos por someter a la exniñera de su hijo a un polígrafo, el robo también está lleno de inconsistencias.

Para empezar, no está claro si en la maleta había 150 millones de pesos, como dijeron miembros de la Sijín para intimidar a Meza, o poco menos de 7.000 dólares, como ha dicho Sarabia para defenderse.

En cualquier caso, la jefa de gabinete aseguró que esos billetes le fueron entregados por el Departamento Administrativo de la Presidencia como pago de viáticos por viajes oficiales realizados durante agosto de 2022 y enero de 2023.

A la tasa de cambio de este domingo, el dinero reportado por Sarabia representaría un poco más de 30 millones de pesos, por lo que, aun si vinieran de una entidad oficial, podrían levantar sospechas por la manera en que llegaron a la casa de Laura Sarabia. ¿Cuál entidad, cuál empresa paga tal suma en efectivo?

Tal como describió Meza a la revista Semana, la vez que vio el maletín que ahora busca esa familia fue cuando una de las oficiales que trabaja para la funcionaria llegó a la casa con él preguntando dónde dejarlo. “Déjelo en ese sofá que estoy cuidando al bebé”, respondió.

Por todos esos cuestionamientos, la funcionaria también fue citada a un debate de control político en el que deberá explicar los orígenes de esos dólares y los posibles abusos de poder que habría cometido contra su empleada.

Sobre esto último, Meza relató que fue el esposo de Sarabia el que la llamó en la tarde de un sábado pidiéndole regresar a su lugar de trabajo para preguntarle por un asunto urgente. Una vez llegó, se enteró de que había una maleta extraviada con una alta cantidad de dinero.

Tal como lo narró ella, la pareja de la funcionaria siempre la trató como la principal sospechosa y, posteriormente, fue llevada a un edificio en frente de la Casa de Nariño en cuyos sótanos fue interrogada y sometida a una prueba de polígrafo para comprobar si decía la verdad.

“Cuando estaba en el sótano, me sentí secuestrada, aturdida, ahogada, esperando a que me hicieran el polígrafo”, dijo Meza.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page