top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Chile Rechaza Propuesta Conservadora y Permanece Bajo la Sombra de la Constitución de Pinochet

En una decisión que refleja la compleja realidad política chilena, los ciudadanos del país sudamericano rechazaron enérgicamente, en un plebiscito, la propuesta de una nueva Constitución impulsada por un consejo de la ultraderecha. Con el 55,54% de los votos en contra, Chile opta por mantenerse bajo el marco normativo impuesto por la dictadura de Augusto Pinochet.

La propuesta conservadora, que obtuvo un 44,55% de apoyo, buscaba endurecer las políticas hacia la migración irregular y abrir la puerta a la revisión de la ley del aborto. Este rechazo marca la segunda vez en dos años que los chilenos desestiman un cambio constitucional, dejando la actual Carta Magna heredada de la dictadura intacta.

En septiembre de 2022, otro proyecto de Constitución elaborado por una Asamblea Constituyente de orientación izquierdista fue reprobado por el 62% de los votantes. Esta vez, la propuesta conservadora, presentada por un consejo dominado por el Partido Republicano, resultó ser aún más conservadora que la legislación existente.

La iniciativa contemplaba limitar el papel del Estado en la economía de mercado y abría la posibilidad de revisar el derecho al aborto en tres causales, además de proponer medidas más estrictas contra la migración irregular, incluyendo la expulsión inmediata de quienes se encontraran en situación irregular.

Javier Macaya, presidente del partido derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), promotor del texto rechazado, afirmó: "Hoy día por segunda vez ha quedado ratificada la Constitución vigente en Chile, y es importante en eso ser coherentes con esta respuesta democrática que ha planteado nuestro país".

Chile, que se embarcó en un proceso constitucional hace cuatro años en respuesta a las masivas protestas sociales de 2019, ha visto cómo sus ciudadanos optan por mantener el statu quo constitucional. El presidente Gabriel Boric, de orientación izquierdista, expresó que, independientemente del resultado, este proceso constituyente llega a su fin por ahora.

A pesar de la relevancia de la cuestión constitucional, otros desafíos ahora capturan la atención de la población chilena, como el aumento de los delitos violentos y una economía que no logra despegar. Las demandas de seguridad y orden son ahora prioritarias para los ciudadanos que, cuatro años después de protestar por la justicia social, buscan respuestas a los desafíos cotidianos. La decisión de mantener la actual Constitución, aunque reformada en democracia, refleja la complejidad de los anhelos y expectativas de la sociedad chilena en busca de un equilibrio entre cambio y estabilidad.

El rechazo contundente de la propuesta conservadora en el reciente plebiscito chileno ha dejado una profunda huella en la clase política y en la Iglesia, marcando un hito significativo en el devenir del país sudamericano.

1. Clase Política:

  • Dinámica de Partidos: La decisión de mantener la actual Constitución, a pesar de sus reformas democráticas, señala una polarización política en la sociedad chilena. La propuesta conservadora, liderada por el Partido Republicano, refleja una corriente que busca una visión más tradicional y restrictiva en temas como migración y aborto.

  • Desafíos para la Derecha: El rechazo de la propuesta conservadora plantea desafíos para los partidos de derecha, que han respaldado la iniciativa. La derrota en dos plebiscitos consecutivos sugiere la necesidad de reevaluar estrategias y considerar enfoques más centrados para atraer a la opinión pública.

2. Iglesia:

  • Postura Conservadora: La Iglesia católica, históricamente influyente en Chile, ha respaldado posturas conservadoras, especialmente en temas como el aborto. El resultado del plebiscito refleja un distanciamiento entre la visión de la Iglesia y la preferencia de la mayoría de la sociedad, evidenciando una brecha generacional y un cambio en los valores sociales.

  • Desafíos Éticos: La decisión de mantener el marco constitucional existente sugiere que la sociedad chilena está inclinada hacia políticas más inclusivas y progresistas. Esto presenta un desafío ético para la Iglesia, que puede enfrentar la necesidad de reconsiderar su posición en temas sensibles para adaptarse a la realidad contemporánea.

3. Atención a Nuevos Desafíos:

  • Seguridad y Economía: La atención de la sociedad chilena se ha desplazado hacia desafíos más inmediatos, como el aumento de los delitos violentos y una economía que enfrenta dificultades para despegar. Los líderes políticos y de la Iglesia deben adaptarse a estas prioridades cambiantes y proponer soluciones concretas para ganarse la confianza del público.

  • Equilibrio entre Cambio y Estabilidad: La complejidad de los anhelos y expectativas de la sociedad chilena refleja la búsqueda de un equilibrio entre el cambio y la estabilidad. La clase política y la Iglesia deben ser receptivas a estas necesidades y trabajar en conjunto para abordar las preocupaciones inmediatas mientras se construye un futuro más sostenible.

En resumen, el rechazo de la propuesta conservadora en el plebiscito chileno ha desencadenado una serie de reflexiones y ajustes en la clase política y en la Iglesia, quienes ahora deben adaptarse a una realidad que demanda soluciones concretas y acciones efectivas frente a los desafíos contemporáneos.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page