top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

China termina maniobras militares para simular cerco de Taiwán

Estados Unidos envió el destructor lanzamisiles “USS Milius” a través de sectores disputados del Mar de China Meridional


China declaró “completado con éxito” tres días de maniobras militares en torno a Taiwán en los que desplegó decenas de aviones para simular ataques y el “bloqueo aéreo” de la isla, que reivindica como parte de su territorio.

Los ejercicios son la respuesta de Pekín a la reunión de la semana pasada en California de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, con el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin Mccarthy.

Después de tres días de maniobras, China declaró que había “completado con éxito” sus ejercicios llamados “Espada Conjunta”.

El Mando del Teatro Oriental del Ejército Popular de Liberación (EPL) afirmó en un comunicado que el ejercicio “probó de manera completa la capacidad de combate conjunta integrada de múltiples sectores del ejército bajo condiciones de combate”.

Durante las maniobras, Pekín simuló ataques selectivos contra Taiwán así como el cerco de la isla, incluido su “sellado”, y los medios estatales informaron que decenas de aviones habían practicado un “bloqueo aéreo”.

Uno de los dos portaaviones chinos, el “Shandong”, también participó.

Estados Unidos, que había pedido repetidamente a China moderación, envió el lunes el destructor lanzamisiles “USS Milius” a través de sectores disputados del Mar de China Meridional.

“Esta operación de libertad de navegación respetó los derechos, libertades y usos legítimos del mar”, indicó la marina estadounidense en un comunicado, explicando que el buque había pasado cerca de las islas Spratly, un archipiélago reclamado por China, Taiwán, Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunéi y situado a unos 1.300 kilómetros de Taiwán.

El despliegue del “Milius” provocó inmediatamente la condena de China, que afirmó que el buque había “invadido ilegalmente” sus aguas territoriales.

Por otra parte, Pekín advirtió el lunes de que la independencia de Taiwán y la paz a ambos lados del estrecho son “mutuamente excluyentes”, y culpó por las tensiones al gobierno taiwanés y a “fuerzas extranjeras” a las que no identificó.

“Si queremos proteger la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán, debemos oponernos firmemente a cualquier forma de separatismo independentista de Taiwán”, advirtió el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

Rusia, aliado de China, defendió las maniobras, y un portavoz del Kremlin afirmó que Pekín tenía el “derecho soberano” de responder a lo que Moscú calificó de “provocaciones”.

Tras el fin de las maniobras, el ministerio de Exteriores de Taiwán condenó a China por socavar “la paz y la estabilidad” en la región, mientras que el ministerio de Defensa dijo haber detectado el lunes 12 buques de guerra y 91 aviones chinos alrededor de la isla.

No a la guerra

En la isla de Beigan, parte del archipiélago taiwanés de Matsu, ,muy cercano a China continental, Lin Ke-qiang, un cocinero de 60 años, dijo que no quiere guerra.

“Nosotros, la gente corriente, solo queremos llevar una vida pacífica y estable”, dijo Lin, asegurando que el ejército de Taiwán no es un rival para China.

“Si se produce una guerra, ahora que sus misiles están tan avanzados, no hay forma de que se pueda resistir. Seremos arrasados”, aseguró.

China y Taiwán se separaron tras una guerra civil en 1949. Pekín considera a Taiwán, que tiene un gobierno democrático, como parte de su territorio y ha prometido recuperarlo algún día.

Estados Unidos ha sido deliberadamente ambiguo sobre si defendería militarmente Taiwán y durante décadas ha vendido armas a su gobierno para su autodefensa y le ha ofrecido apoyo político.

La gente corriente, solo queremos llevar una vida pacífica y estable”. Lin Ke-qiang

1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page