top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Conservadores rompieron con el Gobierno y jalonarían a La U

El partido azul se salió de la coalición de gobierno y La U haría lo mismo. Gobierno negociará con congresistas.


La mayoría de la bancada del Conservador decidió que el partido sea independiente al Gobierno en una rápida reunión este martes en Bogotá. FOTO CORTESÍA

El plan del presidente Gustavo Petro de entrar de lleno a negociar con congresistas y no con los jefes de los partidos, dejó a flote las primeras consecuencias políticas. Esa estrategia, que Petro le delegó al ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, desató malestar en las filas del Partido Conservador, cuyas mayorías optaron por dejar oficialmente la coalición de gobierno para ser independientes.

La decisión de los godos, al mando del senador Efraín Cepeda, se confirmó este martes en una sorpresiva reunión citada entre la bancada legislativa y el Directorio Nacional del partido. En este cónclave, realizado en el salón Luis Carlos Galán del Capitolio, la mayoría de directivos y congresistas conservadores prefirió abandonar el barco y tomar distancia frente al Gobierno.

Conservadores rompieron con Petro: se van a la independencia; ¿los seguirá La U?

Ese aire independentista parece haberse extendido de las filas del conservatismo a las de La U, donde fuentes consultadas por este diario aseguraron que este miércoles la colectividad dirigida por Dilian Francisca Toro daría el mismo paso al costado para mandar un mensaje –en unísono con Cepeda– de que no aceptará que el Gobierno se les infiltre.

Petro perdió los conservadores

Aunque exactamente una semana atrás el Mandatario había dado por hecho la ruptura de la coalición oficialista, esta solo se confirmó hasta este martes con la decisión de los conservadores, cuyas directivas prefirieron –por unanimidad– apartarse del Gobierno por cuenta de una sumatoria de medidas tomadas en Palacio que desataron su molestia.

Este diario conoció que a la indisposición por la estrategia de negociación directa se le sumó el ruido que dejó el nuevo discurso del Jefe de Estado en el balcón de la Casa de Nariño, que fue considerado en las filas del conservatismo como un llamado a la ciudadanía a desconocer las instituciones si no se aprueban las reformas.

Con esta decisión las cuentas de Petro para tramitar y aprobar sus reformas se enredaron todavía más, ya que detrás de la ruptura el Gobierno perdería de tajo los 26 votos que el Conservador tiene en la Cámara de Representantes y los 15 que tiene en el Senado.

Y ahí parece que no va a parar todo, ya que La U también quiere tomar el mismo camino. Esta colectividad tiene previsto realizar este miércoles su propia reunión de bancada en la que, según fuentes del círculo de Toro, también tomarían la decisión de apartarse del Gobierno Petro. Entre tanto, el Partido Liberal se reuniría el jueves, pero allí los votos están más divididos.

“Gobierno buscará que las decisiones de bancadas se reviertan”: nuevo MinInterior explica cómo saldrán de la crisis

A pesar de esa evidente pérdida de poder legislativo, la Casa de Nariño trató de restarle importancia a la rebeldía de los godos y Velasco aseguró que aunque ya no cuentan con una coalición abrumadora, “ahora tenemos una coalición mayoritaria y a un partido que se declara en independencia y que habla con nosotros”.

Con ese pronunciamiento, el Ministro del Interior dejó claro que se dedicará de lleno a tratar de romper al conservatismo en su interior y pescar votos, como lo ha venido haciendo con el senador Carlos Andrés Trujillo, la ficha de Petro en esta colectividad.

Se refuerza plan para infiltrarse

La relación del Gobierno con los jefes de los partidos tradicionales no tiene arreglo y en Palacio son conscientes de ello. Por eso, Petro decidió reforzar su plan de infiltrar al Conservador, Liberal y La U con sus fichas, para tratar de conseguir los votos necesarios para que sus reformas sean aprobadas pese a que al Congreso solo le quedan 30 días para sesionar en la legislatura que concluye el 30 de junio.

Aunque el tiempo es corto, el Mandatario confía en que Trujillo puede convencer a sus compañeros de bancada de respaldar las reformas, como lo hizo en el Liberal con María Eugenia Lopera –ficha de Julián Bedoya–, quien votó a favor de la reforma a la salud y desobedeció a César Gaviria, sin que esto le costara consecuencias disciplinarias.

“La coalición ha terminado (...) Tal situación nos lleva a un replanteamiento del gobierno”: Petro

Lo mismo pretende hacer el Gobierno en La U para pasar por encima de Toro. En este partido, el Gobierno tiene como aliado al senador José Antonio Correa, quien ha reconocido en público su cercanía con Petro al punto de mostrarse de acuerdo con su balconazo. “Cada quien tiene su estilo para gobernar”, defendió Correa.

Ese plan de infiltración en los partidos podría naufragar por la premura de los trámites de las reformas y los contratiempos que se han generado precisamente por la falta de apoyo, como ocurrió con la reforma a la salud, que se estancó en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes.

Esa preocupación la dejó en evidencia el presidente del Congreso, Roy Barreras, quien reconoció que los tiempos no alcanzarían para tramitar laboral e incluso dejó sobre la mesa la posibilidad de convocar a sesiones extras a mitad de año. “Probablemente en escasas ocho semanas no alcance el tiempo para aprobar los cuatro debates de la reforma laboral”, expuso Barreras.

Lo cierto es que de darse este giro de los tradicionales a la independencia el Gobierno perdería las mayorías en el Congreso, ya que en el Senado quedaría con 40 congresistas de su lado, 38 independientes y 28 serían de oposición; mientras que en la Cámara habría mayoría independiente (101), 52 en la bancada de gobierno y 35 opositores.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page