top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Contrato millonario fue otorgado a la misma empresa colombiana que postuló por Hidroituano


EPM ahora le entregó a la misma empresa a la que Hidroituango le entregó las turbinas 3 y 4 el contrato de $125.523 millones para cubrir un túnel. Un lucrativo contrato por $125.523 millones para taponar y cerrar los túneles de desvío en el propio Hidroituango acaba de adjudicarse a Schrader Camargo, empresa a la que EPM entregó las obras finales de las unidades de generación 3 y 4 y que compite en consorcio con la china Yellow River se adjudicará el contrato por $1.000 millones para las unidades 5 a 8. Esta empresa bogotana, reconocida en la industria como especialista en montaje, particularmente en el sector petrolero, firmó al menos tres contratos entre 2020 y 2021 por un total de $1.989 millones para trabajos en la planta potabilizadora de Bello. Esta empresa entró en el radar de EPM. También ha ocupado cargos en empresas de las industrias minera, cementera, alimentaria, metalúrgica, química y alimentaria. Desde 2022, la cantidad de negocios contratados con EPM se ha disparado. El 28 de octubre de ese año, Schrader Camargo recibió el contrato por $35.250 millones para completar las obras civiles faltantes para las unidades de generación 3 y 4 como parte de una licitación privada. Sin embargo, a este acuerdo, que ya recibió cuatro actas de modificación bilateral, se le han sumado 19.511 millones de dólares y se ha ampliado el plazo de junio hasta el 15 de diciembre. Y ahora, en plena ejecución del contrato para poner en servicio las unidades 3 y 4 antes El 30 de noviembre, y en competencia con la china Yellow River para ganar el contrato de mil millones de dólares por las unidades 5 a 8, un nuevo negocio entre EPM y Schrader Camargo. En esta ocasión, EPM adjudicó a Schrader Camargo el 21 de septiembre las obras civiles que incluyen el taponamiento del túnel de desvío derecho y el cierre de otros túneles de desvío del proyecto como parte de una convocatoria única de ofertas. Sorprende el elevado valor del contrato de 125.523 millones de dólares y su largo plazo de ejecución de 330 días. Aunque en ese caso se le cobrarían intereses, EPM le ofreció un adelanto en efectivo de hasta el 15%.

Según la aceptación de EPM, Schrader realizará una serie de tareas necesarias para el lanzamiento de esferas al interior de los túneles, entre ellas la producción de válvulas, el suministro de equipos de bombeo de concreto, el suministro de materiales para el filtro y el suministro de equipos de perforación. rigs, entre otras tareas necesarias para iniciar esta actividad. ¿Y qué pasa con el contrato de mil millones de dólares?

Las mismas empresas que EPM rechazó en febrero podrían tener la oportunidad de competir por el contrato para completar las obras de Hidroituango, donde completar las unidades 5 a 8 costará mil millones de dólares. Este grupo está formado por la citada Schrader Camargo y Yellow River, empresa china.

La oferta de Yellow River y Schrader fue la más cara, según un informe presentado por EPM. Además del consorcio CYS (compuesto por Yellow River y Schrader Camargo), también participaron el italiano Todini Costruzioni Generali y el gigante estatal chino Gezhouba Group.

La propuesta más lucrativa vino de Todini, quien afirmó que podría construir la hidroeléctrica por 917.224 millones de dólares. Con 932.269 millones de dólares, Gezhouba quedó en segundo lugar y CYS quedó en último lugar con 1.126.462 millones de dólares. En términos de experiencia, la oferta de CYS estaba muy por detrás de la de sus rivales.

Si se mira de cerca a Schrader Camargo, los informes indican que esta vez EPM realmente dio sus frutos, como lo demuestra la construcción de la Embajada de Estados Unidos (1993 y 1995) y el complejo de Cervecera del Valle (2006 y 2008). Tras las advertencias de la Procuraduría General de la República, la licitación que fue declarada inválida en marzo pasado rechazó estas dos obras.

El 14 de septiembre EPM brindó respuesta a las observaciones realizadas en el informe de análisis y conclusiones de la empresa italiana Todini Costruzioni. Según determinación de EPM en su momento, Todini violó una garantía de seriedad, y también lo hizo una empresa china, Gezhouba. Como resultado, el Consorcio CYS fue el único participante que quedó en la carrera por el proceso. Todini refutó las motivaciones de EPM y afirmó en su demanda que presentó una carta respaldando la garantía del banco extranjero Deutsche Bank. Lee: “Es equivalente a una operación de fronting como se conoce en seguros, respondiendo el banco local BBVA de Colombia cuando es necesario.

EPM reaccionó afirmando que a pesar de presentar la garantía bancaria emitida por un banco extranjero, ésta no cumplía con los requisitos para la confirmación de un establecimiento bancario en Colombia. Además, el oferente manifestó que no estaba de acuerdo con la decisión de EPM de rechazar su oferta porque, según EPM, no había justificación para ello porque su empresa no tenía empleados en la lista de sancionados del Banco Mundial o del BID.

Afirma que ningún organismo internacional ha emitido jamás un fallo definitivo sobre el enfoque de la investigación.

EPM respondió que luego de una consulta directa con el Banco Mundial y un acuerdo de exclusión cruzada con el Banco Asiático de Desarrollo, se había determinado que el oferente estaba en la lista en cuestión.

En cualquier caso, pese a las advertencias que se han hecho desde el año pasado, todos los indicios apuntan a que las firmas más cuestionadas asumirán el control, aunque EPM aún se encuentra en la etapa de evaluación final y próximamente decidirá si adjudica o declara desierta nuevamente esta licitación. los últimos retoques de la central hidroeléctrica.

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page