top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Cucuteños rajan la gestión del alcalde y el Concejo Municipal


La calificación sobre la gestión de Jairo Yáñez ha tenido un deterioro y entre la encuesta anterior y la de este año el rango de muy mala pasó de 60,9% a 72,2%./

En siete meses termina el periodo del alcalde Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, así como el de los actuales concejales, y el descontento de los cucuteños con la gestión que durante estos más de tres años han adelantado tanto el mandatario como la corporación municipal es cada vez más grande.

Así quedó en evidencia en la más reciente encuesta de percepción ciudadana del programa ‘Cúcuta Cómo Vamos’, que consultó a 1.278 ciudadanos, quienes desaprueban de manera contundente el trabajo hecho por Yáñez y su equipo de gobierno en los diferentes sectores y comunas de la ciudad.

Según los resultados de la medición, un 72,2% de los consultados calificó como muy mala la gestión del gobernante local en el último año. Esta cifra tuvo un aumento significativo con relación a la anterior encuesta de percepción que se publicó en febrero de 2022 y en la que la gestión de Yáñez alcanzó un 60,9% de desaprobación.

Este dato coincide también con la imagen que proyecta hoy el alcalde entre los cucuteños y que según ‘Cúcuta Cómo Vamos’ es altamente desfavorable, pues se ubica en el 70,9%. Apenas un 12,9% tiene una opinión positiva de Yáñez.

Tanto la mala imagen como la desaprobación a su gestión son percibidas con una tendencia muy similar en los diferentes estratos socioeconómicos, pero es especialmente en los niveles más bajos donde la calificación negativa se acentúa.

La pobreza, el empleo y la atención en salud, así como los problemas de seguridad, convivencia y transporte público son algunos de los temas que los encuestados creen que el alcalde debería darles una mayor atención y que podrían estar impulsando esa proyección negativa que tiene la administración entre los ciudadanos.

Mario Zambrano, coordinador de ‘Cúcuta Cómo Vamos’, recordó que toda gestión pública puede caracterizarse por dos aspectos que son fundamentales: la gobernabilidad y la legitimidad.

“La gobernabilidad tiene que ver con la efectividad y la capacidad de respuesta que tiene, por medio de las políticas públicas y la gestión pública, la administración; y la legitimidad es el reconocimiento que la ciudadanía hace de esa gestión. ¿Cuándo se ve reflejado que pueden existir unos buenos resultados?, a partir de una percepción como la que se logra encontrar en la encuesta, pero en este caso la gente no tiene una valoración positiva de la gestión pública del alcalde y del Concejo. Es decir, hay un problema de gobernabilidad desde el punto de vista de la administración y de legitimidad de la ciudadanía, que no reconoce, en parte, las acciones que se han hecho”, explicó Zambrano.

Así las cosas, en la medida que la imagen del mandatario local ha ido en picada en los últimos años, esto se ha visto reflejado necesariamente en el altísimo nivel de desaprobación a su desempeño.

El coordinador de ‘Cúcuta Cómo Vamos’ dijo que si bien es evidente que la imagen negativa del alcalde ha venido en deterioro, es importante tener en cuenta que en este tipo de ejercicios, en el último año a los alcaldes no les va muy bien, pues el desgaste político de tres años de mandato merma un poco esa evaluación positiva sobre los gobernantes de turno, con algunas excepciones.

“El alcalde tiene un alto nivel de desaprobación y esto se explica cuando uno mira coherentemente que seguridad, empleo y los temas sociales pesan mucho en esa percepción y cobran factura o se ven reflejados en esa percepción desfavorable”, dijo.

En 2019, ‘Cúcuta Cómo Vamos’ no hizo encuestas para medir la gestión pública de los salientes alcaldes, como en el caso de César Rojas.

Inversión de recursos y corrupción

Otro de esos factores que podría estar generando la desconexión entre los cucuteños y la gestión del alcalde es la percepción negativa que tienen los encuestados sobre la forma como la Alcaldía de Cúcuta ha invertido los recursos públicos.

Al ser consultados sobre este aspecto, un 72,8% dijo sentirse muy insatisfecho, frente a solo un 11,5% que cree que los recursos públicos se están destinando como debe ser.

Recientemente, la administración de Jairo Yáñez fue objeto de duros cuestionamientos, precisamente porque en un control político a la Dirección de Planeación Municipal se reveló que al menos $50.000 millones asignados en el cuatrienio estaban acumulados y sin ejecutar, pese a la cantidad de necesidades y reclamos que existen en la ciudad.

Otro dato que llamó la atención en esta nueva encuesta de percepción ciudadana es que contrario al discurso de lucha contra la corrupción que ha pregonado el gobierno de Jairo Yáñez, los cucuteños sienten que el problema de la corrupción en la ciudad es cada vez mayor.

De acuerdo con la medición de este año, un 51,76% de los consultados cree que el nivel de corrupción en la ciudad ha aumentado, otro 29,79% opina que sigue igual y apenas el 10,28 cree que ha disminuido.

En la encuesta pasada, los porcentajes se ubicaban así: 46,4% creía que había aumentado, 31,2% dijo que seguía igual y 13,3% consideró en ese momento que la corrupción había disminuido.

El Concejo también se ‘rajó’

Pero si por los lados de la Alcaldía de Cúcuta llueve, en el Concejo de la ciudad no escampa y cada vez es mayor la desconexión que sienten los ciudadanos con los 19 dirigentes que eligieron para que representaran sus intereses en la corporación municipal.

Según los resultados de la encuesta, el 78,9% de los consultados calificó como muy mala la gestión que adelantan los corporados en favor de la ciudadanía, siendo esta percepción mucho mayor en los estratos más bajos y medios.

Con relación a la medición del año anterior, la visión que tienen los ciudadanos sobre la gestión de los concejales ha ido en picada, pues en la pasada encuesta esta se ubicaba en el 74,2%.

La imagen que proyectan los concejales entre sus electores, igualmente, es muy desfavorable y de acuerdo con los datos que arrojó la consulta, el 69,2% no tiene una buena apreciación de quienes ocupan una curul en el cabildo.

“En el Concejo hay dos grandes problemas y es que a veces se desconoce quiénes son los concejales por parte de muchos de los que se les pregunta”, aseguró Mario Zambrano.

Carime Rodríguez, concejala del Partido Liberal e integrante de la mesa directiva de la corporación, reconoció que a lo largo de los últimos años la imagen del Concejo nunca ha sido favorable y que “lamentablemente”, las personas no creen en estas dos instituciones: el Concejo y la Alcaldía.

“Y si al alcalde le va mal en su imagen, automáticamente al coadministrador que es el Concejo también le va mal. Pienso que falta más el contacto con la gente no solo en época de elecciones sino siempre; personalmente lo hago, pero muy pocos lo hacen”, dijo.

Rodríguez opinó también sobre los resultados de Jairo Yáñez y señaló que esta administración “fue muy mala ejecutando los recursos, no tuvieron impacto en ninguna línea. Fueron inexpertos y románticos”.

Yáñez habló sobre los resultados

El alcalde de Cúcuta, Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, se refirió a los resultados de la encuesta del programa ‘Cúcuta Cómo Vamos’ que no lo dejan muy bien parado y dijo que, sin duda, estas son opiniones que se deben respetar, pero que también se tienen que analizar “con toda la profundidad del caso”.

El mandatario insistió en que su administración está en un proceso de mejora continua y que los resultados conocidos son de su mayor consideración. “Esta es una lección dura, porque uno espera recoger en una encuesta lo que recoge todo el día con la ciudad. Recojo esto personalmente, pero eso es lo que me motiva para poder mejorar”, aseguró.

No obstante, Yáñez recordó que internamente la administración municipal también está haciendo sus propias mediciones sobre el avance de los planes trazados para los cuatro años y que hay resultados que “sabemos que se tienen que contar más”.

“Cuando el alcalde sale a todos los lugares mantiene un creciente contacto con la comunidad. Los resultados están escritos en los indicadores, alrededor de todos los puntos que nos comprometimos a trabajar por la ciudad, arrancando por la lucha contra la corrupción, el respeto a la apertura de la contratación, la ejecución de obras con visión de largo plazo”, sostuvo.

Dijo que, en la medida que la seguridad se ha convertido en el principal dolor de cabeza de los cucuteños, vienen sensibilizando al Gobierno Nacional y llamando la atención permanentemente para que a Cúcuta se le brinde una “medicina diferente a la de las demás ciudades”.

Sobre las obras con las que se comprometió la administración y que son en estos momentos uno de los principales puntos de quiebre, como quiera que presentan serios retrasos, Jairo Yáñez consideró que no todo puede ser concreto y dijo que su gobierno se ha dedicado también a estructurar proyectos de mediano y largo plazo para que los próximos gobiernos los continúen. “Lamentablemente eso no lo ve la ciudadanía”, aseguró.

Y con relación a la percepción de los ciudadanos frente a la corrupción, el mandatario fue enérgico en decir que la corrupción se tiene que denunciar con pruebas. “El que tenga pruebas que se vaya para un juzgado y denuncie, que yo seré el primero en acompañarlo”, señaló.

0 visualizaciones0 comentarios

Komentarze


bottom of page