top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

De Cúcuta también llegó dinero a campaña de Petro

Se trata de un poderoso empresario que tiene a dos tíos en Estados Unidos pagando una condena por narcotráfico.


En Sincelejo, el presidente Gustavo Petro afirmó que “este Gobierno se acaba de acuerdo al mandato popular”.

Cúcuta salió a relucir en el escándalo surgido sobre la financiación de la campaña del hoy presidente Gustavo Petro, cuando su hijo Nicolás Petro Burgos al encender el ventilador

dentro del proceso de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, habló de un empresario de la ciudad.

Petro Burgos hizo referencia al megacontratista Oscar Camacho como uno de los aportantes, desconociéndose por el momento la cuantía entregada. Del ‘poderoso empresario’ se conoció que dos de sus tíos se encuentran actualmente detenidos en Estados Unidos por narcotráfico.

El hijo del presidente rechazó inicialmente los señalamientos de la Fiscalía, pero luego aseguró que iba a colaborar con la justicia admitiendo que dinero de Samuel Santander Lopesierra, antiguo capo del narcotráfico, entró a la campaña de su padre.

El presidente Gustavo Petro no negó que su campaña haya recibido financiación ilegal. En un evento con campesinos en Sincelejo, únicamente desmintió supuestas versiones que indican que sabía de esos movimientos.

“Lo que nunca va a pasar (...) es que se afirme que el actual presidente de la República haya siquiera sugerido o vuelto cómplice de que uno de sus hijos o hijas delinca, porque eso no ha sucedido”, dijo.

Nicolás Petro Burgos renunciará a la Asamblea del Atlántico y se apartará de toda actividad política”, fiscal del caso.

Lo que se sabe del empresario de Cúcuta que habría hecho aportes a campaña de Petro


Nicolás Petro Burgos prendió ayer el ‘ventilador’ en la Fiscalía sobre la financiación de la campaña presidencial de Gustavo Petro en 2022. /

Un inesperado giro dio ayer el proceso judicial que se adelanta en contra de Nicolás Petro Burgos, hijo del presidente de la República, Gustavo Petro, sobre quien quedaron puestos ahora todos los reflectores.

Después de anunciar su disposición de negociar con la justicia y ayudar a esclarecer nuevos hechos relacionados con la financiación de la campaña presidencial de 2022, de manera voluntaria, el diputado del Atlántico confesó que al proyecto electoral de su padre no solo ingresaron dineros de personas cuestionadas, sino que, al parecer, se habrían violado los topes permitidos por la ley y algunos de los recursos no fueron debidamente reportados ante las autoridades electorales.

Con nombres propios, Petro hijo le aseguró a la Fiscalía General de la Nación que sí recibió altas sumas de dinero por parte de personajes como Samuel Santander Lopesierra, más conocido como ‘El hombre Marlboro’, por sus nexos con el contrabando de licor y cigarrillo en la región Caribe, y quien estuvo preso en Estados Unidos por narcotráfico.

En el listado también aparece Gabriel Hilsaca Acosta, hijo de Alfonso ‘El Turco’ Hilsaca, otro poderoso de la Costa Caribe que ha expandido sus negocios a regiones como Norte de Santander, en donde se ganó varias concesiones de alumbrado público y grandes proyectos de infraestructura vial. Hilsaca ha tenido que hacerle frente a la justicia por sus presuntos nexos con grupos de autodefensas.

Un nombre más que mencionó Nicolás Petro y que también guarda relación con Cúcuta, es el del “poderoso empresario” Oscar Camacho Leal, quien habría hecho aportes importantes a la campaña de Gustavo Petro.

Camacho Leal, de 35 años, es un megacontratista no solo a nivel regional, sino también nacional. Hijo de Oscar Camacho Durán, un reconocido empresario del sector porcicultor que estuvo vinculado a un proceso por tráfico de drogas en Estados Unidos, donde se le identificó en su momento con el alias de ‘El Mayor’. Es piloto y apasionado por los drones y el aeromodelismo, según coinciden quienes lo conocen.

Su historia familiar está relacionada con el negocio de préstamo de dinero y narcotráfico, pues dos de sus tíos, Gilberto y Fidel Camacho Durán, fueron solicitados en extradición por el Gobierno de Estados Unidos en 2015. Ambos fueron requeridos por delitos federales de narcotráfico.

En ese momento, a través de la Nota Verbal número 0162 del 1º de febrero de 2016, la Embajada de los Estados Unidos de América en Colombia formalizó la solicitud de extradición de Gilberto Camacho Durán y en esta se informó lo siguiente: “Gilberto Camacho Durán es requerido para comparecer a juicio por delitos federales de narcóticos. Es el sujeto de la tercera acusación sustitutiva número 14166(FAB), dictada el 12 de junio de 2014, en la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, mediante la cual se le acusa de: Cargo Dos: concierto para poseer con la intención de fabricar, distribuir, o expender cinco kilogramos o más de cocaína, en violación del Título 21, Secciones 841(a)(1) y 846 del Código de los Estados Unidos; y Cargo Tres: concierto para importar cinco kilogramos o más de cocaína a los Estados Unidos desde un lugar fuera de los Estados Unidos, en violación del Título 21, Secciones 952 (a), 960 y 963 del Código de los Estados Unidos”.

Gilberto Camacho purga una condena de ocho años en la cárcel de Oakdale, en Western Louisiana, mientras que Fidel se encuentra en Gilmer, en Northern West Virginia. En junio de 2024 quedarían libres.

El destino del dinero

Según le reveló Nicolás Petro a la Fiscalía, una parte de los dineros recibidos fueron utilizados por él y su esposa Daysuris Vásquez para su beneficio personal “e incrementar su patrimonio de manera injustificada y así, entre los dos, poder blanquear los bienes, producto de ese incremento patrimonial”.

La otra parte de la plata sí habría ido a parar a las cuentas de la campaña presidencial que llevó a Gustavo Petro al poder.

“Adicionalmente a ello, precisará (Nicolás Petro) sobre el posible aporte de altas sumas de dinero de grandes empresarios a la mencionada campaña presidencial, sin que una parte de estos, al parecer, se hubiesen reportado, lo que permitirá al ente persecutor y las autoridades competentes, abrir otras líneas de investigación a que hubiese lugar. Si estuviesen inmersas personas que tuviesen fuero, se compulsarán las copias respectivas (sic)”, dijo el fiscal del caso, con relación al compromiso suscrito por el hijo del mandatario y cuyo documento fue revelado durante la audiencia de medida de aseguramiento.

Entregará todas las pruebas

Como parte de la colaboración que viene haciendo con la justicia, Nicolás Petro, quien es procesado por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos, le anunció a la Fiscalía que está dispuesto a entregar desde ya toda la documentación, evidencias, audios y demás pruebas que permitan soportar la información que reveló.

Lo anterior, “siempre y cuando se le respeten todas y cada una de las garantías legales. De allí que, la colaboración sustancial suministrada hasta el momento por parte de los imputados es real y se dirige a las mismas circunstancias narradas por parte de la señora Daysuris y toda la información recolectada por parte de la Fiscalía”.

El fiscal aseguró en la audiencia que Petro Burgos se comprometió, igualmente, a renunciar a su curul en la Asamblea del Atlántico y apartarse de toda actividad política.

El mayor de los seis hijos de Gustavo Petro está imputado por “adquirir, invertir, ocultar, encubrir y dar apariencia de legalidad” a dineros obtenidos de forma irregular, además de “incrementar en forma injustificada” su patrimonio.

Tras una infidelidad, la exesposa de Nicolás Petro, Daysuris Vásquez, lo señaló de recibir grandes sumas de dinero en efectivo, supuestamente destinadas a la campaña presidencial de 2022, pero que en realidad utilizó para darse una vida de lujos en Barranquilla.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page