top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Desafíos económicos en Ocaña: Un hueco fiscal de más de $30.000 millones amenaza la estabilidad financiera

En el amanecer del mandato de Emiro Cañizares Plata como el nuevo alcalde de Ocaña, se enfrenta a una sombría realidad financiera: un hueco fiscal que supera los $30.000 millones. Esta alarmante cifra, revelada después de un exhaustivo análisis financiero, plantea desafíos significativos para la administración municipal, que ahora busca estrategias para superar la crisis económica.

En una conferencia de prensa, el alcalde Cañizares Plata expresó su preocupación sobre la situación económica de Ocaña, calificándola como el "peor momento de la historia". Confirmó que la deuda municipal se está consolidando, aunque aún hay información pendiente, pero ya se estima en más de 30 mil millones de pesos.

Ante esta situación, el alcalde ha iniciado diálogos con representantes del Ministerio de Hacienda, reconociendo la necesidad de tomar decisiones técnicas que requerirán la participación del Concejo Municipal. En este contexto, la contadora pública, Yakaira Galvis, ha sido designada para liderar los esfuerzos destinados a enfrentar la crisis financiera que ha afectado a Ocaña en los últimos años.

Galvis, consciente de la dificultad del momento, afirmó: "Es un momento difícil, pero esperamos que a través de la gestión, participación y articulación de programas logremos ejecutar los proyectos para sacar adelante a Ocaña".

El alcalde Cañizares Plata ha convocado a expertos en la materia para realizar una supervisión detallada de los casos financieros presentados en los últimos años, buscando identificar las raíces de la crisis y aplicar las correcciones necesarias.

En su discurso de instalación del nuevo Concejo Municipal, el alcalde instó a todos los dirigentes y miembros de la corporación a unirse para superar la profunda crisis financiera. Anunció planes de solicitar la presencia del Ministerio de Hacienda para llevar a cabo un estudio serio en el primer semestre del año y revisar a fondo las finanzas municipales.

Entre las alternativas propuestas para abordar el hueco fiscal se encuentra la actualización catastral y la exploración de mecanismos jurídicos que fortalezcan las finanzas municipales. El alcalde destacó la importancia de buscar asesoramiento de ex alcaldes con experiencias significativas en la gestión financiera municipal.

Cañizares Plata también señaló la necesidad de abandonar las ayudas individuales y centrarse en impulsar iniciativas colectivas que beneficien a la comunidad en general. Insistió en que los presupuestos públicos no deben convertirse en "colchas de retazos" y abogó por la rendición de cuentas permanente.

Sin embargo, el alcalde saliente, Samir Fernando Casadiego, defendió su gestión, argumentando que muchas de las deudas son heredadas de vigencias anteriores. Mencionó las deudas relacionadas con la mejora de tres arterias viales de la ciudad y la demanda de Terpel por una actuación administrativa durante el gobierno de Yebrail Hadad Linero en 2010.

Con los desafíos financieros y las deudas heredadas en el horizonte, Ocaña se enfrenta a un período crítico que requerirá la colaboración y el compromiso de todos los sectores para superar la crisis económica que amenaza su estabilidad.

6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page