top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Desilusión entre los tachirenses al no haber aumento de salario


Los trabajadores de la administración pública del Táchira se sienten humillados. Foto cortesía./

Tras más de 100 días en la calle reclamando un sueldo digno, el magisterio tachirense recibió como una bofetada el anuncio presidencial que solo decretó el aumento de un bono de cesta tickets indexado a 40 dólares y un bono de guerra equivalente a 30 dólares, por lo que no hubo decreto de aumento del sueldo mínimo, equivalente hasta ahora a 5 dólares o 22.000 pesos.

Al respecto, Ildemaro Useche, representante de la Federación Venezolana de Maestros, expresó que este decreto presidencial profundiza las políticas de bonificación, que no es otra que el desconocimiento del beneficio contractual, prestaciones sociales y todo lo que significa tener un salario.

“Hubo una política económica y salarial del gobierno que sigue forzando el reclamo en la calle, el reclamo de los docentes”, expresó Useche.

El país entero quedó atónico con tales anuncios, pero el magisterio tachirense, en especial, está paralizando, dijo el educador, por lo que evaluarán las condiciones de trabajo en los próximos días, lo que posiblemente lleve a una paralización total de la atención en las instituciones educativas.

Gerardo Ramírez, coordinador de la Federación de trabajadores de la educación de Venezuela, manifestó que “los sueldos en Venezuela se han cubanizado a punta de bonos, por lo

que ya muchos docentes están manifestando el retiro de los planteles educativos, lo que engrosará los números de la migración venezolana”.

Dijo que el argumento del sector privado es que si se aumentaba el salario como tal, se iba a incrementar la espiral inflacionaria, pero allí los afectados resultan ser los empleados de las empresas privadas que no van a devengar las prestaciones sociales justas al final de su actividad laboral.

Por su parte, María Ramírez, representante del Sindicato de Trabajadores del Hospital Central de San

Cristóbal, desde el Consejo Legislativo del estado Táchira, manifestó que quedaron completamente sin sueldo y se encuentran desmoralizados, ya que los 130 bolívares, no les sirve para nada.

“Nosotros le preguntamos qué hacen ustedes con 70 dólares (de bonos), nos quitan nuestros derechos sociales y económicos, y no hay nadie del Gobierno que haga un pronunciamiento que diga qué van a hacer”, preguntó.

Justino Pabón, representante del Sindicato de Bedeles de la Gobernación del Táchira, refirió que el Gobierno los humilló con tal anuncio, que solo acaba con las prestaciones y todo lo que corresponde con beneficios laborales.

“Queremos saber si el presidente puede vivir con el sueldo que nos está dando a nosotros”, agregó.

En un recorrido por el Mercado Pequeños Comerciantes de San Cristóbal, se pudo apreciar el malestar que hay entre la ciudadanía, expresando total desacuerdo con el anuncio oficial que no favorece de ninguna manera a los jubilados y pensionados, porque esta población no perciben bono de alimentación y deben seguir intentando sobrevivir con 130 bolívares, es decir 5 dólares al mes.

Edgar Zambrano, empleado de la administración pública, dijo que vive por la misericordia de Dios, en razón que el anuncio del presidente Nicolás Maduro no llena las expectativas, explicando que 40 dólares de bono de alimentación no alcanza para adquirir ni una parte de la cesta básica.

“Yo recibo 65 bolívares de sueldo de una nómina, ¿qué es eso?”, señaló Zambrano.

Los comerciantes consultados opinaron que debido a la falta de poder adquisitivo, las ventas están muy bajas. Félix Peñaloza, un vendedor del citado mercado, expuso: “Cómo es posible que un profesor quien enseña a los niños que son el futuro de un país, y un enfermero que salva vidas, sean tan mal pagados en este país”.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page