top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Después de una semana, todavía no está claro qué tiene planeado Petro o que planea en casa de Nariño




El presidente no ha dicho nada sobre su agenda desde el martes pasado y nadie en Palacio responde. El interés del público en conocer su itinerario va acompañado de preocupaciones sobre la transparencia.

Finalmente hizo pública la agenda del presidente Gustavo Petro el martes 10 de octubre, hace apenas una semana. Hasta entonces, el público conocía la agenda diaria del Jefe de Estado, como lo había sido el año anterior. Sin embargo, la agenda del presidente no está clara debido a sus continuas discusiones en la red social X, antes conocida como Twitter.

Este es un problema grave. A lo largo de los años, grupos como la Organización de Estados Americanos (OEA) han advertido que los ciudadanos tienen derecho a acceder a la información pública, incluida la agenda del presidente, porque les permite definir ciertas circunstancias que pueden impactar su vida diaria y desarrollar la capacidad de tomar decisiones informadas y tomar medidas prácticas para mejorar sus condiciones de vida.

Sin embargo, las actividades diarias del presidente siguen siendo un misterio hasta el martes pasado. Debido a sus peleas y altercados durante el conflicto entre Israel y el grupo extremista palestino Hamás, que actualmente tiene acceso a Colombia, su nombre ha ganado atención recientemente.

El Presidente del Estado ha consultado con los disidentes del Estado Mayor Central (EMC) sobre asuntos como estos y el proceso de paz; sin embargo, su itinerario permanece sin revelar. Este lunes festivo, casi a las 10:00 de la noche, se anunció un lánguido mensaje a través de "Abordaron distintos temas del Gobierno de Cambio". ".

Este diario pidió respuestas en repetidas ocasiones a los responsables de la sala de prensa de Presidencia, pero estos se negaron a entregar la agenda del presidente a los medios. El silencio continuó, sin que se ofrecieran explicaciones por esta falta de comunicación. "Hay pésimas comunicaciones en Palacio", dijo a EL COLOMBIANO una alta fuente del Gobierno.

Cuando le preguntó a María Paula Fonseca, secretaria de Comunicaciones y Prensa de la Presidencia, incluso ella pareció desinteresarse. También se consultó al departamento encargado de asistir administrativamente al presidente, el Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), pero no se escuchó nada.

En realidad, Petro canceló su asistencia el miércoles pasado a una charla sobre los problemas que enfrenta la región y sus esfuerzos en la capital del país que se iba a realizar en la localidad de Bosa, al sur de Bogotá. Recién este martes 17 de octubre se reveló que Petro regresará a su agenda pública y visitará el sector de Bosa una semana después.

Según la politóloga María Alejandra Arboleda, consultora en comunicación política y análisis de opinión pública, la agenda del presidente es de interés público y debe ser difundida por el gobierno, teniendo en cuenta que se trata de una cuestión de transparencia en el desarrollo de las actividades gubernamentales.

El presidente de Colombia es una figura pública que es elegida para desempeñar funciones muy específicas; como tal, el público debe ser informado de sus acciones. Dijo: "La agenda del presidente debe ser de interés público". los ciudadanos, los medios de comunicación y diversos actores políticos deben exigir que se haga de una manera que refleje el interés y la comunicación como debe ser.

Según Arboleda, la administración parece estar limitando el acceso a la agenda del presidente en parte debido a su repetido desprecio por la ley y su falta de decencia. Pueden disminuir, hasta cierto punto, la crisis de incumplimiento del presidente y los importantes problemas de programación que enfrenta con frecuencia debido a sus tardanzas y cancelaciones, al no compartirlos nuevamente. ".

El presidente sólo ha mencionado las muertes de menores en Oriente Medio y ha exigido "máxima responsabilidad" a los disidentes que se oponen al alto el fuego pactado con el Gobierno. En sólo 4 días, el presidente habló más de 100 veces sobre el conflicto entre Palestina e Israel.

Sin embargo, se desconoce su participación en asuntos públicos y eventos fuera de su gabinete. Hay cierta extrañeza en el hecho de que hayan pasado tantos días, nadie sepa qué está haciendo el presidente y los colombianos sólo estén al tanto de las batallas que libra en Twitter. "A estas alturas los colombianos no sabemos dónde está ni si está cumpliendo con las funciones para las que fue electo", afirmó María Alejandra Arboleda.

Foto sacada de Internet

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page