top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El Èxito cambiara de dueño


La empresa francesa Casino informó este lunes que prevé vender sus filiales sudamericanas, el brasileño Grupo Pao de Açucar (GPA) y el colombiano Éxito, y espera reducir su deuda a la mitad en el marco de un procedimiento de conciliación, para conseguir “una estructura de capital perenne”.

Sus actividades en América Latina representaron una facturación de unos 17.800 millones de euros (unos 19.400 millones de dólares) en 2022, un poco más de la mitad del total del grupo ese año: 33.600 millones de euros (unos 36.600 millones de dólares).

A fines de 2022, la empresa basada en Saint-Étienne (sureste de Francia) contaba con más de 2.100 supermercados en Colombia y casi 1.000 en Brasil, así como 33 en Argentina y 96 en Uruguay. Tres cuartas partes de sus 200.000 empleados trabaja en Sudamérica.

El grupo lucha desde hace años para desendeudarse y ahora espera reducir su deuda a la mitad en el marco de un procedimiento de conciliación que puede durar hasta el 25 de octubre.

La empresa francesa detalló este lunes públicamente las medidas que espera adoptar para “reforzar su liquidez” y garantizar una “estructura de capital perenne”, máxime cuando su deuda ascendía a finales de 2022 a 6.400 millones de euros (6.970 millones de dólares).

Espera convertir en capital “al menos todas las deudas no garantizadas”, es decir, más de 3.000 millones de euros (3.200 millones de dólares). Esto significa que los acreedores que le prestaron este dinero, en lugar de recuperarlo, se convertirán en accionistas del grupo.

El multimillonario checo Daniel Kretinsky, que controla el 10 % de las acciones de Casino, propuso a varios acreedores intercambiar hasta un 40 % de la deuda por liquidez o acciones, o ambas. Este empresario y el multimillonario francés Marc Ladreit de Lacharrière defienden una de las ofertas para hacerse con el control del grupo.

Kretinsky ha ofrecido aportar 750 millones de euros (817 millones de dólares) en el marco de una ampliación de capital de más de 1.000 millones de euros (1.089 millones de dólares).

La otra oferta, presentada por el trío de empresarios franceses Xavier Niel, Matthieu Pigasse y Moez-Alexandre Zouari, también prevé proponer a los acreedores de Casino la oportunidad de “reinvertir en capital”.

Casino también tiene previsto captar 900 millones de euros (980 millones de dólares) “en forma de recursos propios” para “dotar a la empresa de los fondos necesarios para aplicar su estrategia” 2023-2025, indicó en una rueda de prensa.

Tras los anuncios de este lunes, la cotización de Casino cayó un 6,13 % en la bolsa de París hacia las 9:40 de la mañana hora local, y la de su matriz Rallye se redujo un 7,60 %.

La semana pasada, ya anunció varias medidas para “preservar su liquidez” durante el proceso de conciliación, que puede durar hasta el 25 de octubre.

El Estado francés le acordó un aplazamiento de 300 millones de euros (unos 327 millones de dólares) de cotizaciones sociales y fiscales, y pidió a sus acreedores la suspensión hasta octubre del pago de intereses y vencimientos de deuda.

Casino también vende en Brasil

Casino también vendió su participación 11,7% en el grupo brasileño Assai, para reforzar su liquidez. “El grupo Casino anuncia hoy el lanzamiento de la venta” de casi 157,6 millones de acciones de Assai, cuyo valor actual es de unos 403 millones de euros (443 millones de dólares).

La empresa ya había vendido en marzo el 18,8 % del capital de Assai por unos 723 millones de euros (unos 794 millones de dólares). La venta anunciada este jueves abarca la participación restante.

Casino entró en una conciliación a fines de mayo para renegociar con sus acreedores una deuda que se eleva a 6.400 millones de euros (unos 7.000 millones de dólares) para la compañía y unos 3.000 millones de euros (3.300 millones de dólares) para su casa matriz Rallye. Este procedimiento amistoso puede durar hasta cuatro meses, con la posibilidad de extenderse uno más.

Casino explicó en un comunicado el miércoles por la noche que activó “diferentes mecanismos para preservar su liquidez durante todo el periodo de conciliación” que terminará a más tardar el 25 de octubre.

También prevé pedir a sus acreedores la suspensión hasta el 25 de octubre del “pago de intereses (y otras comisiones)”, así como de otros vencimientos del grupo y sus filiales. Estos pagos se cifran en unos 200 millones de euros (220 millones de dólares).

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page