top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El complejo panorama de la ‘Paz total’ de Gustavo Petro


El Estado Mayor Central, que hace parte de las disidencias de las Farc, ha violado en diferentes oportunidades el cese pactado con el Gobierno. /

La política de ‘Paz total’ del presidente Gustavo Petro definitivamente no pasa por su mejor momento, pese a que el Gobierno Nacional asegura que las diferentes acciones que han tomado a lo largo de los últimos meses sí han contribuido a que se disminuyan las acciones violentas en el país. “Esto es ires y venires. Es un esfuerzo permanente y es un trabajo diario. Se cometen daños a la vida y la integridad de personas en los territorios y eso es un revés a la paz, pero acabo de venir de una reunión con un organismo estatal, donde me presentaron los resultados del seguimiento a los ceses bilaterales y muestran varias cosas”, expresó el comisionado de Paz, Danilo Rueda, apenas unas horas después de que el jefe de Estado decidiera suspender de manera parcial el cese del fuego con el autodenominado Estado Mayor Central de la disidencia de las Farc, tras el asesinado de cuatro menores indígenas en Putumayo. Y es que según la información que maneja el funcionario, aunque las denuncias abundan en los territorios por el accionar de los grupos armados y el control social que cada vez ejercen con mayor vehemencia, sí ha habido un reducción considerable de la violencia. “Una disminución sustancial de heridos y miembros de la Fuerza Pública que hayan muerto en relación de los combates, una reducción también de los asesinatos de líderes sociales y firmantes de paz”. Analistas consultados señalan, sin embargo, que tanto el fallido cese con el Eln, como el que posteriormente se suspendió con el Clan del Golfo y ahora el de la disidencia de las Farc, con la que estaban próximos a sentarse a dialogar, dejan en evidencia que la principal apuesta en materia de paz del gobierno Petro no está dando los resultados que se proyectaron, por la misma forma en que se ha precipitado el proceso. Jorge Munevar, analista político y docente, considera que el Gobierno debe cambiar de estrategia si quiere continuar avanzando en la negociación con los diversos grupos armados ilegales. “No creo que la política vaya por buen camino, pero tampoco voy a decir que ya ha fracasado. El Gobierno debe redireccionar y estructurar las estrategias para desarrollar el propósito general que tiene en la búsqueda de la paz. El Gobierno no puede hacer acuerdos sin que la contraparte asuma lo suyo para poder establecer modelos de confianza”, planteó En su criterio, una de las mayores fallas del presidente y su equipo es pretender que este proceso puede ser rápido, toda vez que los procesos de paz no se dan así y mucho menos con las complejidades que hay en el país y la forma en la que están estructuradas las organizaciones al margen de la ley. Munevar también aseguró que los grupos armados no cederán fácilmente, teniendo en cuenta que de por medio hay grandes intereses económicos en temas como el narcotráfico. Por su parte, Alejo Vargas, analista en temas de seguridad, defensa y paz, coincidió con que el Gobierno no debe apresurarse en este tipo de apuestas. “Es muy difícil decir que ha fracasado algo que apenas está tratando de empezar. Creo que la política es tan ambiciosa que ha sido muy difícil que realmente coja un ritmo. Ha habido acercamientos, intentos de formalizar, a excepción del Eln”, opinó Vargas. En ese sentido, el profesor cree que una política de las dimensiones de la ‘Paz total’ que ha sido construida “un poco sobre la marcha”, es difícil que pueda producir resultados en el corto plazo, como pareciera ser la intención del Gobierno. Por eso, en su concepto, lo que se debe hacer es continuar ajustando la estrategia y definirla mejor. “Pero la estrategia no es solamente exigencias del Gobierno, sino también un diseño de las conversaciones, qué tipo de conversaciones se van a dar con cada grupo. Todo eso puede darle al Gobierno la posibilidad de armar una estrategia, pero hasta hoy no la hay”, explicó Vargas. No creo que la política vaya por buen camino, pero tampoco voy a decir que ya ha fracasado. El Gobierno debe redireccionar y estructurar las estrategias para desarrollar el propósito general que tiene”, Jorge Munevar, analista. ¿Qué ha pasado hasta ahora? De los cinco ceses bilaterales anunciados por el presidente Gustavo Petro en Año Nuevo, solo dos y medio están actualmente operando en su totalidad. Los decretos incluían a grupos como: el Ejército de Liberación Nacional (Eln), la Segunda Marquetalia, el Estado Mayor Central, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y las Autodefensas de la Sierra Nevada. El primero en rectificar al Gobierno fue el Eln, tras advertir que el cese no era un asunto que se hubiera pactado hasta ese momento por ambas partes, lo cual desató una crisis en la mesa de negociación. En la pasada ronda de diálogos en México se definió en la nueva agenda de la negociación que el cese sería uno de los puntos a convenir y en el actual ciclo que se desarrolla en Cuba, es uno de los principales temas en los que se espera un pronto acuerdo. Sin embargo, la mesa volvió a tener un momento de tensión en los últimos días, por cuenta de las declaraciones del presidente, quien, en medio de un acto con las Fuerzas Militares, aseguró que a pesar de las negociaciones que se adelantaban con el grupo armado, el Gobierno seguirá trabajando para desmantelar las economías ilícitas. Después de suspender por horas la mesa de negociaciones y aclarar lo ocurrido, los equipos nuevamente retomaron las conversaciones de paz en La Habana. En el caso de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), más conocidos como el Clan del Golfo, Petro tomó la decisión de suspender el cese al fuego el pasado 19 de marzo, por cuenta de los diversos ataques cometidos por el grupo en contra de las Fuerzas Militares, en particular la alteración del orden público que protagonizaron durante el paro minero en Antioquia. Entre tanto, este fin de semana, el mandatario anunció que, debido al asesinato de cuatro menores indígenas a manos del Frente Carolina Ramírez, del Estado Mayor Central, el Gobierno Nacional suspendía el cese al fuego que se tenía pactado con ese grupo armado en algunas zonas del país. El grupo armado también emitió un comunicado reiterando el rompimiento del cese por su parte.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page