top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El Desencanto Nacional que Impulsa la Emigración en Colombia

En un revelador estudio realizado por la Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo (CID Gallup), se ha puesto de manifiesto un fenómeno preocupante en Colombia: el 49% de los ciudadanos estarían dispuestos a emigrar si tuvieran los recursos necesarios. Este dato sitúa al país como el líder en la región, superando a naciones como República Dominicana, Ecuador, Honduras y Nicaragua, donde el porcentaje de intención de emigrar se encuentra entre el 40% y 48%.

CID Gallup, empresa especializada en investigación de mercados y encuestas de opinión con más de cuatro décadas de experiencia, llevó a cabo la encuesta entre mayo y junio de 2023, consultando a 1.200 personas por vía telefónica o cara a cara en diversos países de América Latina. A pesar de que algunos podrían cuestionar la representatividad de la muestra, la compañía asegura que los resultados tienen un nivel de confianza del 95%.

La noticia de que casi la mitad de los colombianos consideraría la posibilidad de abandonar su país ha generado inquietud a nivel nacional. La consultora identificó a Colombia como la nación con los ciudadanos más propensos a emigrar, revelando un descontento que va más allá de las fronteras.

Es especialmente llamativo que esta intención de emigrar se destaque en un país con una rica diversidad geográfica, cultural y económica. La pregunta que surge es ¿qué impulsa a tantos colombianos a considerar la posibilidad de empezar de nuevo en tierras extranjeras?

El Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) arrojó luz sobre este fenómeno al informar que, en 2022, al menos 547.000 personas dejaron definitivamente Colombia. Si esta tendencia persiste, las cifras para el año 2023 podrían ser aún más alarmantes.

Este inquietante panorama revela no solo las preocupaciones económicas, sino también el desencanto generalizado en la sociedad colombiana. ¿Qué medidas tomarán las autoridades para abordar esta situación y retener a su población? ¿Será posible revertir esta tendencia emigratoria que amenaza con afectar no solo la demografía, sino también la vitalidad y el potencial del país? Son interrogantes que ahora se sitúan en el centro del debate nacional, mientras los colombianos enfrentan decisiones trascendentales sobre su futuro y el de su nación.

1 visualización0 comentarios
bottom of page