top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El exalcalde de Cúcuta Ramiro Suárez deberá ser llevado otra vez a la cárcel


Ramiro Suárez Corzo fue recapturado en agosto de 2011, después de dos años de permanecer en libertad./

El Juzgado Sexto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Cúcuta ordenó ayer en la tarde la reclusión del exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, en el complejo carcelario de la ciudad, luego de revocar la medida de detención domiciliaria que le había sido concedida desde julio de 2020.

La decisión está sustentada en las presuntas irregularidades que rodearon su traslado a la capital de Norte de Santander, en agosto de 2022, para continuar pagando la condena de 27 años de prisión que le fue impuesta por el homicidio del exasesor jurídico de la Alcaldía, Alfredo Enrique Flórez Ramírez.

De igual forma, le reprochan el haber incurrido reiteradamente en el incumplimiento de sus obligaciones como beneficiario de la casa por cárcel, sin que se encontrara una justificación alguna para hacerlo.

Dice el juez de penas que el 4 y 8 de octubre de 2022, Suárez Corzo, al parecer, salió de la residencia donde cumplía la medida en horas de la tarde y pese a que se intentaron comunicar con él, no fue posible localizarlo.

Otro de los movimientos que despertó las alertas tiene fecha del 11 de agosto de 2022, dos días después de que autorizaran su traslado desde Bogotá a Cúcuta, pues además de que la salida se prolongó varios días (hasta el 15 de agosto), la batería de su brazalete electrónico estaba agotada y tampoco respondió las llamadas.

La defensa del exalcalde aseguró que esta salida se dio en razón al traslado por tierra del detenido, pero este argumento no fue acogido por el Juzgado.

“Lo primero es que, a menos de que hayan ocurrido eventos de fuerza mayor o caso fortuito durante el traslado por carretera, no hay forma de que un viaje de esa distancia tarde cinco días a un ritmo normal. Además, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió tal suceso no fueron expuestas o por lo menos no militan en el expediente, todo lo cual cubre de opacidad dicho procedimiento y no precisamente a favor del sentenciado, pues nunca existió queja de su parte, que llevara a inferir que durante ese término fue obligado a permanecer en otro lugar”, dice el auto del juez sexto de ejecución de penas.

En otro reporte, se denuncia que Suárez salió de su casa el pasado 25 de marzo a las 19:27 horas de la noche y regresó el 26 de marzo a las 00:21 horas.

El argumento que entregó al ser requerido por dicho episodio, es que se encontraba “bastante afectado anímicamente, sicológicamente, no conciliaba mi descanso, ni mi sueño”, pero esta justificación no fue sustentada ni soportada en documento alguno.

Manipulación del brazalete

A mediados de junio de 2022, el exalcalde reportó que su dispositivo electrónico tuvo que ser cambiado, puesto que se averió, producto de una caída de la cama que habría sufrido Suárez.

Al hacer la respectiva revisión, la empresa encargada dictaminó lo siguiente: “Se evidencia que hubo una transgresión por parte de un tercero”.

Las justificaciones entregadas por la defensa del detenido exmandatario no fueron de buen recibo por parte del juez, por cuanto señala que: “según las imágenes aportadas con el estudio científico, de entrada es posible aducir que el daño sufrido no refleja precisamente las consecuencias de un accidente como lo pretendió justificar la apoderada”.

En ese sentido, dice que es evidente que sí hubo una manipulación del brazalete por parte de un tercero.

‘Una conducta que no es nueva’

De acuerdo con la información que se detalla en el auto que le revoca a Ramiro Suárez Corzo la medida de casa por cárcel y que conoció La Opinión, “la conducta del sentenciado viene reflejando total irrespeto por la autoridad” de tiempo atrás.

“Según se dejó plasmado en el oficio de fecha del 25 de mayo de 2022, el cual contiene el reporte de dos visitas cuyo objetivo era la instalación del brazalete, (…) se presentaron irregularidades, pues en esa fecha no fue posible instalar el dispositivo, debido a la actitud agresiva del sentenciado, quien adujo que se vería afectada su integridad, pues recibe terapias de electroestimulación, lo cual le podría ocasionar quemaduras”, dice el auto.

En consecuencia, el Juzgado Sexto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Cúcuta determinó que no quedaba camino distinto al de la revocatoria del beneficio.

De igual forma, ordenó compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación, puesto que se evidencia la posible ocurrencia de una conducta punible y le piden al Inpec adoptar medidas efectivas en torno a la custodia y vigilancia del sentenciado.

No obstante, contra esta decisión procede el recurso de reposición y apelación por parte de Suárez.

Ya está bajo custodia

La audiencia en la que se tomó la determinación de levantarle a Ramiro Suárez la detención domiciliaria tuvo lugar ayer en la tarde y una vez le notificaron el veredicto, el exalcalde fue trasladado de emergencia al Hospital Erasmo Meoz, en donde al cierre de esta edición permanecía internado.

Según conoció La Opinión, anoche mismo el exmandatario quedó nuevamente bajo custodia del Inpec, para proceder con el traslado a la cárcel, una vez reciba el alta médica.

Ramiro Suárez Corzo se encuentra preso desde agosto de 2011, cuando fue recapturado en la capital nortesantandereana por orden del Tribunal Superior de Bogotá, que revocó la sentencia de primera instancia que lo había absuelto por el caso de Alfredo Enrique Flórez Ramírez.

años de prisión es el monto de la condena que desde 2011 está pagando el exalcalde de Cúcuta, por el homicidio de Alfredo Enrique Flórez.

1 visualización0 comentarios
bottom of page