top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El legendario sombrero Borsalino vuelve a deslumbrar


El actor Alain Delon popularizó el sombrero Borsalino./

Seis años después de su bancarrota en 2017, el fabricante italiano Borsalino, cuyos sombreros popularizaron actores como Humphrey Bogart o Alain Delon, regresa a la luz de los proyectores.

El financiero franco-italiano Philippe Camperio, logró relanzar las ventas y desempolvar esta marca mítica fundada en 1857 por Giuseppe Borsalino, permaneciendo fiel a su estilo.

El tiempo parece haberse detenido en la fábrica Borsalino cerca de Alessandria, en el Piamonte, en el norte de Italia. Las máquinas de madera, que datan de 1888, permiten mezclar montañas de pelo de conejo antes de seleccionar las más suaves. Luego, estos pelos, importados de Bélgica y Portugal, son proyectados en una nube de vapor por máquinas de los años 1940 sobre un cono metálico en movimiento, antes de ser rociados con agua caliente.

Estas técnicas ancestrales se desarrollan según un escenario inmutable, sin cambios desde la fundación de la marca. Para fabricar un sombrero de fieltro se necesitan siete semanas y cincuenta etapas, de las cuales la mayoría son llevadas a cabo a mano. “En sus comienzos en 1888, nuestra manufactura estaba a la vanguardia en términos de máquinas. Hoy estamos entre los últimos artesanos del mundo en hacer sombreros a mano”, cuenta Alessandro Mortarino, encargado de compras.

¿Por qué pelo de conejo? “Es más suave, consistente y maleable que la lana”, explica. Daniele Fascia, artesana de Borsalino desde hace 15 años, se dedica a dar forma a un futuro Fedora.

1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page