top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

“El Pacto Histórico va por 35 alcaldías en Antioquia”: Augusto Osorno, candidato de Colombia Humana

Augusto Osorno, veterano de la izquierda antioqueña, irá por la Gobernación. Reconoce que alianza del petrismo con Trujillo y Bedoya levanta ampolla, pero es necesaria.


Augusto Osorno es oriundo de Donmatías, en egresado de salud pública de la U. de A. y experto en administración pública y gerencia ambiental. FOTO ESNEYDER GUTIÉRREZ

Augusto Osorno transitó los caminos de la insurgencia con el M-19 y también de la democracia como viceministro y diputado. Después de años concentrado en el liderazgo social y las luchas campesinas en el Norte de Antioquia decidió apuntarle a la Gobernación tras ganar la consulta de la Colombia Humana y sumarse como precandidato del Pacto.

El Pacto tiene 10 partidos, ¿cómo van a decantar los candidatos?

“Después de que cada partido defina sus candidatos entramos a evaluar con tres mecanismos: consenso, encuesta y consulta. Las consultas se harían el 4 de junio. Vamos con lista cerrada y cremallera. Por lo pronto, ya definimos Gobernación y las cabezas de listas al Concejo de Medellín con José Luis Marín –Aquinoticas–; y Luisa Palacios, una lideresa del Urabá, a Asamblea. No es fácil ese consenso, hay partidos con un trabajo inmenso. El Polo, por ejemplo, quiere liderar listas. El objetivo son tres curules en el Concejo de Medellín y cuatro en Asamblea”.

Tras nueve meses de gobierno Petro, ¿qué tan bien parado está el progresismo en Antioquia?

“Mire, nosotros tenemos claro que somos gobierno pero no somos poder. Ese poder se construye en los municipios y lo estamos haciendo de cara al 29 de octubre. Si no logramos un poderío importante en alcaldías y concejos olvídese de que en 2026 vamos a tener un sucesor entre los alternativos. Pero estamos fuertes en Urabá y Bajo Cauca, sobre todo. Vamos a tener equipos de trabajo en los 125 municipios. La meta es quedarse con 35 alcaldías para considerar las elecciones un éxito”.

¿Sí hay renovación o predomina la vieja guardia de izquierda entre esos aspirantes?

“Hay muchos jóvenes y mucha representación de movimientos de mujeres. Las organizaciones indígenas están tan fuertes que están pidiendo cabeza a la Asamblea. Y los sectores donde tengo un arraigo, que son las juntas de acción comunal y cooperativas. Los gobiernos de Antioquia han privilegiado históricamente a los gremios: Fenalco, Acopi, Fedegán. El de nosotros será un gobierno de juntas de acción comunal y organizaciones sociales. Hay $8 billones de la Nación para que las JAC hagan caminos de la paz. Nuestra prioridad es fortalecer estas organizaciones”.

Hablando de gobiernos, ¿cómo califica el de Aníbal Gaviria?

“Me parece que ha sido una buena gestión. Tiene puntos altos como el trabajo de la Secretaría de las Mujeres y la continuidad que hizo al proyecto de placas huella. En lo ambiental ha sido deficiente. La lucha contra el cambio climático se le quedó en discurso. Con la crisis de los residuos sólidos y los rellenos no hizo absolutamente nada y me parece que se quedó corto con los proyectos de reforestación. Antioquia puede ser potencia mundial en reforestación por varias especies forestales y características únicas que tenemos. La industria forestal mueve miles de millones de dólares y no estamos aprovechando ese potencial”.

¿Entonces le caminaría a una alianza con Luis Fernando Suárez, que es la continuidad de Gaviria?

“Sí, seguro podemos sentarnos a encontrar coincidencias”.

¿Qué piensa de la cercanía del presidente Petro con el alcalde Daniel Quintero?

“Yo creo que el presidente cogió al alcalde como aliado para derrotar al uribismo en Medellín. Pero también digo que si el presidente tuviera al alcalde como un alfil importante lo hubiera invitado a la reunión con el empresariado en el Museo de Antioquia (16-03-2023). Lo que he visto es que el presidente le ha hecho varios desplantes al señor alcalde y creo que eso es muestra suficiente de que realmente no hay mucha cercanía. El alcalde ha utilizado al presidente para ganar indulgencias con padres nuestros ajenos”.

¿Es decir que el costo-beneficio de ese discurso antiuribista le ha pasado factura a Petro en Antioquia?

“Pienso que sí, muchas actuaciones que ha tenido el alcalde no son compatibles con la visión del gobierno del cambio. De hecho, la gente del alcalde no está en el Pacto Histórico”.

Pero está cantado que están buscando alianzas con ellos...

“Ellos (Independientes) parecen que irán al frente amplio donde convergerán sectores de los Verdes, de los conservadores de Carlos Andrés Trujillo, de los liberales de Julián Bedoya y nosotros el Pacto. En ese frente también están liberales rebeldes como Jorge Mejía, Guillermo Mejía, Guillermo Ochoa y Luz Elena Zabala”.

Varios de esos nombres sí tienen afinidad con el progresismo, son incluso de la corriente del ministro Luis Fernando Velasco. Pero Trujillo, Bedoya y el mismo Esteban Restrepo no parecen tener real afinidad con las banderas del gobierno Petro...

“Hay sectores comprometidos por el cambio, pero también es evidente que hay otros que están por conveniencia e intereses. Pero necesitamos transigir con varios sectores para sacar adelante las reformas”.

¿Y a las bases de la izquierda y movimientos sociales no les molesta esta alianza?

“Sí, hay sectores ofendidos, pero en aras de la gobernabilidad tenemos que aceptar eso, nos corresponde construir consensos”.

¿Y cuáles son entonces las líneas rojas?

“Primera: no aceptamos gente que esté comprometida con corrupción, politiquería y clientelismo. Dos: que no tengan antecedentes o presuntas relaciones de vínculos o patrocinios a grupos ilegales. Tres: que no estén vinculados a temas de negocios ilícitos y cuarto que estén comprometidos con las reformas y con el Plan de Desarrollo. Mire, hay puntos que unos sectores no quieren permitir, como la posibilidad de que las juntas de acción comunal contraten para construir vías, quien le ponga palo en la rueda a estos proyectos que son prioritarios no pueden estar en alianza con nosotros”.

Digamos que Restrepo llega como vencedor de esa otra orilla a reclamar apoyo del Pacto, ¿qué harán?

“La agenda de negociación del Pacto va a ser muy dura. Hay prácticas políticas que no estamos dispuestos a transigir y, repito, para recibir un eventual apoyo tienen que estar jugados con las reformas sociales”.

¿Hay garantías para que la izquierda haga campaña?

“Está duro. Ya nos han matado a varios líderes. Hay factores de riesgo importantes, por eso quiero hacer un llamado a gremios, políticos, organizaciones para garantizar una campaña con argumentos y respeto”.

¿Cree que existe una radicalización del discurso de la derecha?

“Sí, claro. Pero creo que también la izquierda puede ayudar a moderar el debate, a hacer política sin graduarnos de enemigos. La gente que ha atentado contra mi vida hoy son amigos. Trabajo con amigos que son uribistas. ¿Cuál es el problema? El diálogo es lo único que tenemos para que hagamos viable este país en este momento”.

6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page