top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

El pago de arriendo también jalona la inflación en Cúcuta

Cuatro de cada diez habitantes en Norte de Santander pagan arriendo, uno de los grupos de gasto que más aportó a la inflación en marzo


A medida que se pueda fortalecer el acceso a vivienda propia, se disminuirá el número de habitantes en arriendo./

El pago de arriendo se ha convertido en una preocupación para los inquilinos del área metropolitana de Cúcuta.

Según los portales inmobiliarios y de finca raíz, arrendar una vivienda de dos habitaciones en estrato 2 cuesta alrededor de $500.000.

Este precio varía según las características del inmueble, como el número de habitaciones y el estrato.

Un apartamento en Ciudad Rodeo, urbanización periférica de Cúcuta, se puede conseguir en $450.000, al igual que en los barrios Los Motilones y Santa Ana.

En las zonas céntricas de la capital, de Los Patios y de Villa del Rosario, los cánones oscilan entre $600.000, $700.000 y $800.000, con dos y tres habitaciones.

Y aunque los precios puedan parecer accesibles, el hecho es que el bolsillo de los hogares en esta zona del país se ha visto golpeado por la inflación, que se ubica en 15,38%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) a corte de marzo.

“El arriendo que estaba pagando, teniendo en cuenta la inflación y demás, no era costoso. Era de $450.000, pero para una mujer como yo, que solo gana $1.300.000 al mes, era muy alto, porque hay que sumar recibos, colegio, mercado, transporte”, afirmó Beatriz Pérez, quien hasta la semana pasada estaba arrendada en una casa estrato 2 del barrio 11 de Noviembre de Los Patios.

La mujer cabeza de hogar resaltó que por más intentos y recortes de presupuesto familiar, no pudo mantener el alquiler y debió entregar la casa. Ahora vive en San Antoni del Táchira (Venezuela), en casa de un familiar. “El mes se pasa muy rápido y cuando apenas vas pagando las obligaciones ya llega el siguiente mes”, concluyó.

Yenith Díaz debe sacar de su salario cada mes $350.000, por pagar el arriendo del inmueble en el que habita, en el barrio Santa Ana de Cúcuta. Es madre soltera y reconoce que es un golpe a su bolsillo ese gasto, porque también debe costear los servicios de agua, electricidad y gas, más la alimentación.

¿Quiénes pagan arriendo?

El economista Christian Samir Méndez, profesor de Comercio y Negocios Internacionales de la Unisimón, precisó que, en Norte de Santander, el 39,5% de los hogares vive en arriendo o subarriendo, según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida, lo que es un número “alto” y “las variaciones que existen en el precio en el alojamiento impacta el poder adquisitivo del ciudadano.

“A parte de los alimentos y las comidas en restaurantes, el alojamiento también jalona la inflación en Cúcuta, particularmente, por lo que se deben tomar decisiones a parir del diagnóstico del acceso de vivienda de las familias, para que puedan tener vivienda propia”, afirmó.

El investigador resaltó que el Gobierno tiene un reto, porque a medida que se pueda fortalecer ese acceso a vivienda, se disminuirá el número de habitantes en arriendo.

Méndez destacó que es una situación preocupante y que se ha venido planteando desde hace varios gobierno en función de impulsar la vivienda propia.

Informes del DANE también indican que el 91% de los hogares que habitan bajo arriendo están en los estratos 1, 2 y 3. Al detallar esa cifra, se tiene que el 43% de los hogares están en el estrato 1, en el estrato 2 está el 34% de esas familias y el 13% en el 3.

La inflación en la renta

Según la Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), quienes arrienden inmuebles solo pueden incrementar su precio hasta 13,12% este año, teniendo en cuenta que fue la inflación anual de 2022 y es lo que contempla el artículo 20 de la Ley 820 de 2003.

De acuerdo con el más reciente informe del DANE, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el arriendo imputado, para Cúcuta, fue de 0,48% en marzo, mes en el que la ciudad se ubicó como la de menor variación del IPC en Colombia (0,69%).

La directora del DANE, Piedad Urdinola, manifestó que una de los grupos que más aportó a la inflación de la capital de Norte de Santander, el mes pasado, fue alquileres imputados del alojamiento (0,78%).

Durante el 2023, la inflación anual del arriendo ha venido creciendo y se ha registrado así: enero (4,64%), febrero (5,66%) y marzo (6,03%).

De acuerdo con Juan Enrique Bustamante, presidente de Seguros Mundial, las altas tasas de interés y la inflación que se vienen arrastrando del año pasado harán que el arriendo tome protagonismo en 2023.

Por esto, la venta de pólizas de arrendamiento online es una alternativa para los propietarios que buscan agilidad al momento de arrendar sus propiedades.

Bustamante manifestó que por medio de una póliza tradicional se obtienen beneficios como cobertura gratuita de servicios públicos, asistencia al hogar para inmuebles, amparo de cláusula penal y faltantes de inventario sin cobro de prima.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page