• PrensaFMSantader

En Cúcuta, cada vez menos ciudadanos usan el transporte público

El Área Metropolitana de Cúcuta (AMC) tiene como compromiso para este 2022, reactivar las rutas del servicio de transporte público colectivo que se han dejado de prestar en algunas zonas por diferentes motivos, especialmente porque los usuarios han decidido utilizar los medios informales como mototaxis o carros “piratas”, sin tener en cuenta la importancia de transportarse de manera legal y segura por la ciudad.

Luis Vidal Pitta, subdirector de Transporte Público del AMC, informó que, están en revisión 182 rutas de Cúcuta y el área metropolitana, para verificar cuál es el trazado de estas y el nivel de frecuencia de usuarios, pues es fundamental determinar si la ruta puede reactivarse o hay que deshabilitarla.

“Una de las grandes tareas que tenemos que hacer es que las personas se enamoren nuevamente de la utilización del transporte público, que utilicemos nuestros buses, nuestros taxis, porque lamentablemente las juventudes están utilizando más plataformas tecnológicas que lo que hacen es deteriorar un trabajo formal”, dijo el funcionario.

El subdirector indicó que, la única forma de exigirle a las empresas que presten su servicio en determinadas zonas depende de la cantidad de pasajeros que se registren, porque si no, los gremios y conductores estarían trabajando a pérdidas.

“El sistema debe tener una sostenibilidad financiera, porque los vehículos tienen unos gastos operativos y sin usuarios es insostenible. A los conductores hay que pagarles, ellos tienen una familia. El futuro de una movilidad sostenible es que todos dejemos de utilizar el carro particular, usemos bicicletas o caminemos o utilicemos el transporte público”, mencionó Pitta.

Rutas reactivadas

El 15 de diciembre de 2021, el AMC reactivó una ruta de transporte en la comuna 10 que beneficia a los sectores de Santander, Galán, Alfonso López y Cuberos Niño.


Las 5 empresas de transporte encargadas de prestar el servicio son Trasan, Coomicro, Tonchalá, Transoriental y Trans-Guasimales.

El AMC señaló que la empresa Trans-Guasimales era la única prestadora de esta ruta en años anteriores, pero, desafortunadamente por la aparición del transporte informal en el sector, esta se tuvo que desactivar, ya que los habitantes dejaron de usarla y para la empresa no era rentable esta situación.

Sin embargo, gracias al trabajo articulado con la comunidad, líderes barriales, los gerentes de las empresas de transporte y la administración municipal, la ruta se ha ido reactivando poco a poco.

“Era una ruta que nos hacía falta, porque si es cierto que antes usábamos a los mototaxis o pagábamos carro por puesto, pero no era lo mismo. Las busetas están prestando el servicio de manera eficiente, pasan constantemente y, además, uno se siente más seguro”, dijo Mariela Suescún, residente en el barrio Galán.

No obstante, el subdirector de Transporte del AMC ha indicado que, en la comuna aún hay personas que se niegan a transportarse en busetas, situación que podría estar afectando la prestación del servicio.

“En la ruta de la comuna 10 vemos que el nivel de frecuencia de utilización de los usuarios está muy bajo. Estamos tratando de combatir el mototaxismo, de combatir a los vehículos particulares que prestan el servicio informal y a los taxis que se volvieron colectivos, porque los taxis son para prestar servicio individual”, señaló el funcionario.

Por esta razón, están diseñando diferentes alternativas, entre ellas, que las empresas de transporte puedan ofrecer empleos legales a quienes se dediquen al mototaxismo y cuenten con licencia C1 o C2.

Asimismo, el AMC a través de la Resolución Metropolitana 1021 reactivó las rutas de transporte para los barrios Cormoranes y Prados del Este, destacando que las empresas Coomicro y Transontiveros son las encargadas de prestar el servicio en estas zonas.

El subdirector sostuvo que, al contrario de la comuna 10, en Cormoranes la comunidad si tiene la disposición de utilizar el transporte público colectivo.

Mientras que, para el sector de Prados del Este, hay que esperar cuál será el comportamiento de los usuarios, pues la ruta apenas se reactivó ayer.

Vidal Pitta precisó que, con las secretarías de Seguridad y Tránsito, trabajan articuladamente para realizar operativos en toda la ciudad y el área metropolitana.

“Hay que controlar que se cumplan las normas de tránsito y tenemos que brindarle seguridad a los usuarios y pasajeros, porque sabemos que ese es un tema bastante complejo, pero las estrategias debemos hacerlas no solo en Cúcuta, sino en toda el área metropolitana con Villa del Rosario, Los Patios, El Zulia, San Cayetano y Puerto Santander”.

Tarjetas de operación

En medio de la molestia que han manifestado los taxistas en los últimos días con el aumento en el costo de la tarjeta de operación de $23.500 y que, según indican es una de las más caras del país, el subdirector explicó que esto varía en cada departamento y municipio.


Vidal Pitta señaló que, el aumento se hace con base en un estudio técnico y de acuerdo con el alza en el salario mínimo, por lo que el ajuste está dentro de los parámetros normales.

“El valor de la tarjeta es metropolitano, o sea que cubre todos los municipios del área metropolitana, mientras que, en algunas partes del país, el valor de la tarjeta de operación es solo para el sector municipal, o sea que no puede salir de ese perímetro”.

El funcionario indicó que se reunirán con el gremio de taxistas para analizar el tema de las tarifas y verificar que los conductores estén cumpliendo con las normas, pues en diciembre se presentaron muchas quejas contra ellos.

Este año, el AMC dispondrá de una línea de atención, para que las personas denuncien a los conductores que no cumplen con las normas de tránsito y/o el uso del taxímetro.



La Opinión


7 visualizaciones0 comentarios