top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

En el año 2023, la frontera colombo-venezolana emergió como una de las más dinámicas de Latinoamérica y más activas del mundo

Este fenómeno se evidenció mediante un análisis detallado de la actividad migratoria pendular que tuvo lugar en los cuatro puentes internacionales clave: Atanasio Girardot, Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Puente Unión, ubicado en Puerto Santander.

El director regional de Migración Colombia, Rafael Darío Eugenio Parada, proporcionó cifras impactantes al revelar que, durante el año anterior, 26 millones de migrantes ingresaron solo a Cúcuta a través de estos puentes. Estos datos subrayaron la magnitud de la migración, siendo la semana del 18 al 22 de diciembre particularmente significativa con 368,524 personas ingresando, con un promedio diario de 73,704 y picos que alcanzaron las 117,000 y 120,000 personas.

Eugenio Parada explicó que, aunque el flujo peatonal ha disminuido desde la apertura de la frontera en septiembre de 2022, el tráfico vehicular ha experimentado un aumento notable. El puente Simón Bolívar lideró en flujo migratorio pendular, seguido por el Francisco de Paula Santander y el Atanasio Girardot, que cuenta con toda la infraestructura para servicios aduaneros y la presencia de fuerzas militares y policiales.

Para fortalecer el control migratorio, Eugenio Parada anunció la implementación de cámaras de reconocimiento facial en el Atanasio Girardot y otros puentes, en enero del siguiente año. Estas medidas buscan gestionar el flujo de personas de manera más eficiente y garantizar la seguridad en la frontera.

En cuanto al movimiento vehicular, se registró un promedio de 23,800 vehículos particulares, públicos y motocicletas que cruzaron el puente Atanasio Girardot durante la semana del 18 al 22 de diciembre. A pesar de los esfuerzos de control, se destacó la necesidad de mejorar las medidas de seguridad, especialmente en el puente Internacional Simón Bolívar.

El director de Migración Colombia también abordó la migración de venezolanos y la implementación del Permiso por Protección Temporal (PPT). Más de 154,000 venezolanos ya habían realizado el pre-registro del PPT, que les permitía trabajar, estudiar, acceder a servicios de salud y participar en la banca nacional. Este permiso se presentó como una solución para integrar a los migrantes en la sociedad y la economía colombianas.

La frontera colombo-venezolana en 2023 se destacó por su dinamismo y actividad migratoria pendular, desafiando a las autoridades a implementar medidas efectivas para gestionar el flujo y garantizar la seguridad en la región.

La esperada apertura del puente entre Venezuela y Colombia después de estar cerrado durante siete años ha generado una serie de desafíos significativos en la frontera, los cuales se pueden identificar a partir de la crónica histórica proporcionada:

  1. Gestión del Flujo Migratorio: El aumento abrupto en la actividad migratoria pendular, con 26 millones de migrantes ingresando a Cúcuta en un año, plantea el desafío de gestionar eficientemente este flujo. La implementación de medidas de control, como cámaras de reconocimiento facial, busca abordar este desafío, pero la capacidad de las autoridades para manejar de manera efectiva este fenómeno sigue siendo crucial.

  2. Control de Vehículos y Seguridad: Aunque se evidenció un aumento en el flujo vehicular, especialmente en el puente Atanasio Girardot, se destacó la necesidad de mejorar las medidas de seguridad y el control en los puentes, especialmente en el Internacional Simón Bolívar. La gestión de la circulación de vehículos y la prevención de actividades ilegales representan un desafío continuo para las autoridades fronterizas.

  3. Infraestructura para el Control Migratorio: La falta de infraestructura adecuada en algunos puentes, como el Francisco de Paula Santander en Cúcuta, crea desafíos para llevar a cabo controles migratorios efectivos. La necesidad de establecer instalaciones adecuadas para realizar verificaciones migratorias se presenta como un desafío logístico que debe abordarse para garantizar la eficacia de las operaciones en la frontera.

  4. Coordinación Interinstitucional: El director de Migración Colombia expresó la aspiración de contar con todas las instituciones relacionadas con el tema migratorio, exportaciones e importaciones en el puente Atanasio Girardot. Lograr una coordinación eficiente entre diferentes entidades gubernamentales y sectores privados es un desafío persistente para garantizar una gestión integral de la frontera.

  5. Demanda Laboral y Contribución a la Economía: La migración masiva de venezolanos, con más del 50% en el rango de 18 a 49 años con Permiso por Protección Temporal (PPT), plantea el desafío de incorporar esta fuerza laboral de manera efectiva en la sociedad y la economía colombianas. La necesidad de colaboración con secretarías municipales y empresas privadas para aprovechar este recurso humano de manera productiva se convierte en un desafío para la integración social y económica.

En resumen, la apertura del puente después de siete años ha traído consigo desafíos en la gestión del flujo migratorio, control vehicular, infraestructura, coordinación institucional y la integración laboral de los migrantes, que las autoridades deben abordar para asegurar una frontera funcional y segura.

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page