top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Escándalo por Palabra H.P. vs. El Cartel de los 20 Billones de Pesos


En medio de un acalorado debate político y social, la atención del país se ha centrado en una sola palabra, una palabra que ha generado escándalo, controversia y divisiones entre los ciudadanos. Sin embargo, mientras la nación discute y se escandaliza por esta palabra, un hecho que debería generar aún mayor preocupación pasa desapercibido: el derroche de 2.5 billones de pesos que podrían ser utilizados para cambiar vidas y transformar la realidad de miles de personas y que podrían haberse destinado a proyectos educativos y viviendas para los más necesitados.

Lo sucedido entre el alcalde de Medellín y el concejal del centro democrático Sebastián López, me recuerda a la frase de Jaime Garzón: “Este país se escandaliza porque uno dice hijueputa en televisión, pero no se escandaliza cuando hay niños limpiando vidrios y pidiendo limosnas. Eso sí no, eso es folklore”.

El mandatario criticó duramente el manejo de recursos en proyectos como Hidroituango, Orbitel, Bungee, Antofagasta y Une-EPM Telecomunicaciones, señalando que estos han consumido una cantidad asombrosa de dinero que podría haberse invertido de manera mucho más efectiva en beneficio de la sociedad.

"La gente se escandaliza por una palabra, pero no por 2.5 billones de pesos con los que se podrían construir 18 universidades, 100.000 casas para quienes no tienen hogar. Acá hay un cartel de los 20 billones de pesos que nos ha tumbado con Hidroituango, Orbitel, Bungee, Antofagasta y que ahora lo está haciendo con Une-EPM Telecomunicaciones”, sostuvo el mandatario en una entrevista con el medio local. Estas empresas, son nombres que resuenan en los titulares de noticias y que ahora se encuentran bajo un riguroso escrutinio. Estas empresas, en algún momento, fueron pilares del desarrollo económico, pero ahora están en el ojo de la tormenta debido a supuestas prácticas poco éticas que han afectado gravemente las finanzas públicas.

El mandatario instó a la ciudadanía a prestar atención a estas cuestiones económicas y a exigir transparencia y rendición de cuentas en el uso de los recursos públicos. El escándalo ha puesto de manifiesto la importancia de la fiscalización y la necesidad de que se investigue a fondo la gestión de los proyectos mencionados.

"Es hora de que enfrentemos este cartel de los 20 billones de pesos con determinación y responsabilidad. Los recursos públicos no deben ser malgastados ni desviados hacia intereses particulares", afirmó el mandatario.

La sociedad civil y diversos sectores políticos han reaccionado con indignación ante la revelación de estos datos y se espera que haya un aumento en la presión para que se investigue a fondo el manejo de los fondos públicos en estos proyectos multimillonarios. La preocupación por el uso responsable de los recursos económicos y la inversión en proyectos que beneficien a la población más vulnerable se ha convertido en un tema candente en la agenda nacional.

El escándalo puede ser efímero, pero el impacto de un derroche de esta magnitud puede ser duradero y perjudicial para el futuro de la ciudad y el Departamento.

4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page