top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

¡Están vivos! Esta es la primera imagen de los 4 niños rescatados en la selva

El presidente, Gustavo Petro, compartió la primera imagen de los indígenas. No se confirma aún el paradero del perro Wilson, quien fue clave en el hallazgo.


Es un hecho. Los cuatro niños indígenas que estuvieron desaparecidos durante 40 días en la selva del Guaviare fueron rescatados con vida por un bloque de búsqueda conformado por las Fuerzas Armadas y comunidades indígenas.


Niños encontrados. FOTO: Presidencia de Colombia La primera imagen muestra a los menores de edad en medio de la selva acompañados de 11 hombres, entre los que están 8 uniformados y 3 líderes indígenas, quienes se adentraron en la selva para dar con su paradero.

Hasta las 7 de la noche de este viernes (9 de junio) se conocían en total cuatro fotografías de ellos, todas del momento del rescate que se confirmó cerca de las 6 de la tarde de esta jornada.

En la primera imagen se ve cómo los soldados el dan comida a los pequeños, una más muestra ese mismo retrato más de cerca con ellos sentados en plásticos en el suelo, en la tercera los rescatistas posaron con los niños y una cuarta los retrata sentados en el suelo mientras reciben atención de los rescatistas.

Si bien los cuatro niños están vivos, las Fuerzas Armadas aún no confirman paradero del perro Wilson, el canino de raza pastor belga que se había perdido durante los operativos de rescate.

“Son niños de la selva, de la selva de Colombia”, dijo el presidente, Gustavo Petro, en unas breves declaraciones a medios que dio desde el aeropuerto.

“Ahora los médicos tienen la palabra”: hermanos encontrados en la selva serán trasladados a Villavicencio

Los cuatro niños encontrados en la selva, tras permanecer 40 días desaparecidos, serán llevados a Villavicencio para una evaluación más profunda de su estado de salud.

Los cuatro niños que estaban desaparecidos desde hace 40 días en la selva están vivos. Este viernes fueron encontrados tras largas jornadas de búsqueda. Por lo pronto no se tiene prevista ninguna exposición directa de los cuatro niños rescatados de las selvas del Yarí con los medios de comunicación y ni siquiera con el presidente Gustavo Petro, según confirmó el mismo jefe de Estado.

Petro dijo que después de 40 días en la selva y de las primeras atenciones por parte de los soldados y los indígenas que acompañaron la operación de búsqueda, ahora la palabra la tienen los médicos.

“Su estado de salud debe tener quebrantos y la necesidad de transitar otra vez hacia la alimentación que no es la de la selva puede tener complicaciones”, apuntó a la vez que confirmó que tras una primera atención en San José del Guaviare, inmediatamente se pueda, los rescatados serán transportados hacia Villavicencio para hacerle una evaluación más profunda a su estado de salud y darles unos cuidados más especializados. Posteriormente, incluso, serían llevados a Bogotá.

Las condiciones del clima en la zona sería un factor determinante del ritmo en que se produzcan las decisiones al respecto, pues se trata de un área donde las lluvias y la nubosidad generan problemas para la llegada y salida de vuelos. Eso sin contar con que las pistas de aterrizaje son precarias, de manera que no permiten el aterrizaje de cualquier aeronave.

Petro no descartó tampoco que haya alteraciones en el estado mental de Lesly Jacobo Bonbaire, de 13 años; Soleiny Jacobombaire Mucutuy (9 años); Tien Noriel Ronoque Mucutuy (4 años) y Cristin Neriman Ranoque Mucutuy (1 año). No hay que olvidar que los cuatro menores de edad fueron sometidos a un gran choque emocional al ver morir a los otros tres ocupantes del Cessna HK 2803 al que los cuerpos de socorro hallaron siniestrado el 16 de mayo pasado.

Las víctimas mortales fueron la madre de los cuatro hermanos, Magdalena Mucutuy Valencia; el piloto Hernán Murcia; el líder de la uitoto de la Organización Nacional de los Pueblos de la Amazonía Colombiana (OPIAC), Herman Mendoza Hernández.

Posteriormente, también fue un reto a su aplomo mental tener que sobrevivir bajo la zozobra de estar embolatados y caminando largas jornadas en un terreno inhóspito habitado por fieras y done elegir una planta adecuada para comer podía significar la diferencia entre vivir o morir. Por esa razón, tras descartar cualquier complicación de su condición física, serán vistos por personal del área psicológica y psiquiátrica.

En la capital del Meta ya están los abuelos de los menores, así como un tío, a la espera del arribo de sus familiares para ayudar a prodigarles todos los cuidados que requieran.

Niños indígenas sobrevivieron con frutas y kits de supervivencia que les dejaron en la selva


El ministro Iván Velásquez dijo que la guianza de las comunidades Siona y Araracuara fue fundamental para los soldados.

Los cuatro niños indígenas que fueron encontrados este viernes con vida después de 40 días en la selva, sobrevivieron con frutas y kits de supervivencia que les dejaron las más de 200 personas que participaron en su rescate.

”Hoy encontraron unas nuevas huellas que ayudaron a reducir el márgen de búsqueda. A los niños los encotraron muy débiiles y muy deshidratados. Los niños cuentan que se alimentaron de los frutos que les daba la selva y de los kits de supervivencia que iban encontrando”, aseguró el capitán Andrés Chaparro, representante de la Ayudantía del Comando General de las Fuerzas Mili.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, destacó el trabajo mancomunado entre las distintas armas que conforman las Fuerzas Militares en alianza con las comunidades indígenas que habitan en la zona para que se obrara este viernes el “milagro” de encontrar a los cuatro niños perdidos en la selva del Yarí.

Lesly Bonbaire (13 años), Soleiny Jacobombaire Mucutuy (9 años), Tien Noriel Ronoque Mucutuy (4 años) y Cristin Neriman Ranoque Mucutuy (1 año) permanecieron extraviados durante 40 días en este inhóspito territorio luego de que la aeronave en la que iban de Arauca a San José del Guaviare se siniestró. En el accidente murieron tres personas, entre las cuales estaba la madre de los niños.

“Queremos compartir la felicidad de todo el pueblo colombiano con este verdadero milagro que hemos conocido en la noche de hoy, el rescate con vida de los cuatro menores. Gracias a una persistente labor de búsqueda incansable, infatigable, tanto de comandos de las Fuerzas Militares, como de comandos de Operaciones Especiales, toda la acción de la Fuerza Aérea en la ubicación de los sitios posibles en los que pudieran encontrarse”, afirmó el Ministro.

Velásquez destacó igualmente el aporte de las comunidades indígenas de Siona y Araracuara, quienes guiaron a los uniformados para rastrear el área inmensa donde sucedió el siniestro, el primero de mayo pasado.

Cristin, la bebé indígena que pasó su primer cumpleaños sobreviviendo a la selva

La pequeña Cristin Ranoque Mucutuy cumplió un año de vida en medio de la inhóspita selva del Guaviare. Este viernes fue encontrada con sus tres hermanos tras 40 días y 40 noches perdidos en la espesura. Estaban solos.

40 días y 40 noches. Lesly Jacobo Bonbaire, de 13 años; Soleiny Jacobombaire Mucutuy (9 años); Tien Noriel Ronoque Mucutuy (4 años) y Cristin Neriman Ranoque Mucutuy (1 año) permanecieron ese número de días perdidos, solos, deambulando en la selva.

La espesura de la selva se los había tragado, prácticamente, desde el primero de mayo, cuando el avión en el que viajaban con su mamá se estrelló. La aeronave que cubría la ruta Araracuara (Caquetá)-San José del Guaviare (Guaviare) con siete tripulantes a bordo, un avión Cessna C206 de matrícula HK 2803, presentó una falla en su motor, situación que obligó al piloto a declararse en emergencia. Minutos después, se perdió comunicación con ella.

Los cuerpos de Magdalena Mucutuy Valencia, madre de los cuatro menores; el piloto Hernán Murcia; el líder de la uitoto de la Organización Nacional de los Pueblos de la Amazonía Colombiana (OPIAC), Herman Mendoza Hernández, así como los restos de la avioneta, fueron encontrados 16 días después.

Pero de la suerte de los niños no se sabía nada. Intensas horas de búsqueda, más de 200 rescatistas, perros y la comunidad se insertaron en la selva para buscarlos. Con los días encontraron algunas, muy pocas señales como huellas y cáscaras de frutas. Todas indicaban que los menores estaban con vida.

Mientras avanzaba en la búsqueda con ruido, perifoneo, ayuda canina y rituales indígenas, desde la selva lanzaron, el pasado, el pasado 25 de mayo, un mensaje de esperanza: “Feliz cumpleaños Cristin, Dios te bendiga siempre, ¡Te encontraremos muy pronto!”. La menor de los cuatro hermanos, una bebé todavía de brazos, cumplió su primer año en la inclemencia de la inhóspita selva.

Este viernes los cuatro, débiles, pero vivos, fueron encontrados en esa misma selva húmeda. La primera imagen muestra a los menores de edad en medio de la selva acompañados de 11 hombres, entre los que están 8 uniformados y 3 líderes indígenas.

De igual forma, este operativo contó con el apoyo de los caninos, Wilson y Ulises, que con su olfato trataron de rastrear e intervenir en esta búsqueda. Los perros trabajaron a distancias cortas y largas, no más de 2 kilómetros. Hasta el momento se desconoce qué pasó con estos animales.


Wilson, el perro Belga Malinois que ayudó en la búsqueda. | Foto: Coronel Gustavo Narváez Orozco, comandante regimiento fuezas especiales #1

1 visualización0 comentarios

Comentários


bottom of page