top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Estado Táchira, atractivo inversionista tras el cierre de empresas

Venezuela tienes tres sectores con potencial demanda que Norte de Santander y Santander pueden aprovechar.


Los empresarios de Norte de Santander y Santander tuvieron un encuentro para analizar las oportunidades de inversión en Venezuela.

En la nueva etapa de relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela, Norte de Santander tiene oportunidades de inversión que le permiten figurar aún más, como por ejemplo, aprovechar la instalaciones y la maquinaria de las empresas que cerraron en los últimos años, en el país vecino, debido a la crisis económica, social y política.

Para el director de la Cámara Internacional del Mercado Común del Sur (Mercosur) en Venezuela, Lenny Ramos, los empresarios del departamento y del resto de Colombia deben voltear su mirada a su país, porque “es un nicho de negocios.

“Esta infraestructura de producción que está paralizada, y que Venezuela se ha descapitalizado de gran manera, permite a los colombianos tener un abanico de inversión en proyectos de agroindustria, petroquímica, manufactura y muchos más”, afirmó el líder empresarial.

Lenny Ramos, quien es exportador, recordó que en el eje Cúcuta-villa del Rosario-san Antonio-ureña, albergaba aproximadamente en 2008 unas 7.800 micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, de los cuales existen un 20%, es decir, 1.560.

“Entonces debe haber más de 5.000 infraestructuras con maquinaria equipos, para reactivarse en estos momentos”, enfatizó.

Ramos recordó que la suspensión del país de esa organización, en 2017, hizo que se perdieran muchos beneficios. Sin embargo, se han mantenido ventajas arancelarias y de regímenes especiales fiscales, las cuales no han sabido explotar los empresarios venezolanos.

Ramos recalcó que, en el pasado, el 70% de las empresas en Ureña y San Antonio eran de colombianos, muchos de ellos vivían en Medellín, Cali, Bogotá y Bucaramanga, que aprovecharon el potencial de esta zona. “Es el momento de retornar a este escenario”.

Sectores potenciales

En el Club Comercio de Cúcuta se organizó el evento ‘Norte de Santander y Santander: oportunidades comerciales y de inversión en Venezuela’, en la que participaron los empresarios y en el que la directora de la Unidad de Política y Defensa Comercial de Consultores Araujo Ibarra, Olga Salamanca, se refirió a un estudio que hicieron sobre las oportunidades de estas dos regiones para invertir en Venezuela.

Salamanca destacó que los sectores de la industria petroquímica, agroindustria y metalmecánica tienen mayor potencial de demanda en el vecino país.

Explicó que las actividades que más rápido se pueden desarrollar en agroindustria son la transformación de la caña panelera, palma de aceite, cacao, cítricos y galletería; en petroquímica: productos plásticos y sus manufacturas, cosméticos y maquillaje; y en metalmecánica: fabricación, mantenimiento de piezas y reparación de maquinaria y partes para la industria.

El espacio fue organizado por las cámaras de comercio de Cúcuta y Bucaramanga, Prosantander, la Comisión Regional de Competitividad y la Universidad Industrial de Santander; el cual permitió a los asistentes enfocar acciones conjuntas para la atracción de inversión para ambos departamentos.

Para el gerente de Competitividad de la Cámara de Comercio de Cúcuta, Diego Andrés Gómez, Norte de Santander no solo debe ser un escenario para el tránsito de mercancías, sino capitalizar esta oportunidad en desarrollo social, tecnología y de infraestructura.

‘Patines’ a procesos comerciales

El director de la Cámara Internacional de Mercosur en Colombia, Gabriel Cáceres, expresó que los empresarios de Norte de Santander tienen todas las ganas de apostarle al comercio binacional, “pero hay que ponerle de manera urgente patines los procesos técnicos, para que las barreras burocráticas de estos momentos se eliminen.

“Si eliminamos eso, el comercio transita con regularidad y Colombia y Venezuela se potencian en comercio exterior, no solo entre nosotros, porque Venezuela es la puerta a muchos países”, manifestó.

Además, para que el comercio binacional sea más fluido por la frontera con el estado Táchira, es vital que los funcionarios sean capacitados, porque hay muchos de ellos que son nuevos, no tienen la experiencia, y eso hace que se retrasen los procesos.

Gabriel Cáceres informó que, desde noviembre pasado, con su par Lenny Ramos, comenzaron la creación del Instituto de Altos Estudios para el Mercosur en Colombia, como aliado del bloque, y lo que se está buscando con la Cámara de Comercio de Cúcuta es comenzar a enseñar al empresario, no solo cómo exporta e importa, sino que aprenda a desarrollar sus operaciones y procesos desde lo académico y desde la capacitación a sus trabajadores.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page