top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Exportadores ante riesgos de lavado, narcotráfico y otros

La directora ejecutiva del Capítulo Oriente de BASC conversó con La Opinión sobre las expectativas por la reactivación de la frontera.


Foto CortesíaLa directora ejecutiva de BASC Oriente, Silvia Sánchez, manifestó que la prevención debe ser prioridad par los empresasrios./

Con 20 años en Colombia, la Alianza Empresarial por un Comercio Seguro (BASC por sus siglas en inglés) ha puesto sus ojos nuevamente en la frontera de Norte de Santander con Táchira, debido a la reactivación que se viene dando en las importaciones y exportaciones con Venezuela. Del Capítulo Oriente hay 80 empresas afiliadas de Santander, Arauca y Norte de Santander, el 20% de ellas en esta en este último departamento, es decir unas 16 organizaciones que exportan e importan productos. La directora ejecutiva de BASC Oriente, Silvia Sánchez, conversó con La Opinión sobre la importancia de lo que los empresarios estén atentos a los riesgos en sus operaciones de comercio exterior. “Cúcuta era mucho más dinámica para BASC, por el movimiento de mercancías que teníamos, la operaciones que manejó esta alianza. Hubo una empresa que se llamaba Almandina, uno llegaba allí y encontraba electrodomésticos y una cantidad de cosas, eran llenos los depósitos. El cierre de la frontera trajo como consecuencia que unas 15 empresas se fueran”, resaltó Sánchez. La líder empresarial destacó que la reapertura con Venezuela ha traído muchas expectativas para BASC, por eso nuevamente mira detenidamente esta región para asesorar a los empresarios en sus operaciones, porque en esta frontera están expuestos a diversos riesgos, los cuales les pueden generar graves problemas. Afirmó que el aporte que quieren hacerles a los exportadores es coordinar acciones, para no bajen la guardia en la seguridad, debido a que “claramente hay riesgos de que se expongan a situaciones de narcotráfico, contrabando, lavado de activos, hurto de mercancías, tráfico ilícito de divisas, extorsiones, que podrían involucrarlos en financiación al terrorismo; y violaciones la ciberseguridad”. Recalcó que el empresario debe saber con quién hace negocios y es importante que contrate a una cadena de suministros confiable, “que no le vaya a ser un trasbordo en un tierrero de la frontera”. “Al final el exportador es dueño de la carga y él está generando una oportunidad negocio nuevo, por lo que menos quiere es que le suceda un hecho ilícito, que le traería un impacto legal, pero también faltantes de mercancías y daños”, sostuvo la directora de BASC en el Oriente. Silvia Sánchez explicó que la organización tienen su columna vertebral fundamentada en una norma internacional, que viene acompañada de unos estándares de seguridad diseñados por la aduana de los Estados Unidos, con lo cual se busca controlar un riesgo de la forma más integral desde la trazabilidad en sus operaciones, la logística, la manipulación de la carga, los registros, así como de seguridad de la información, personal, clientes o proveedores, y de las sus instalaciones. La dirigente empresarial subrayó que la prevención debe ser una estrategia de los exportadores de Norte de Santander, añadiendo que la reapertura de la frontera debe llevar a los empresarios a la formalidad, al cumplimiento de requisitos y a que “no se le dé por debajo de la mesa nada a nadie”.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page