top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

José Fernando Reyes, Presidente de la Corte Constitucional, Rechaza Proceso Constituyente Propuesto por el Gobierno de Gustavo Petro

En un discurso firme y contundente, José Fernando Reyes, presidente de la Corte Constitucional de Colombia, rechazó las intenciones del gobierno del presidente Gustavo Petro de convocar a un proceso constituyente en el país. El magistrado consideró irónico que se pretenda establecer una nueva carta política cuando aún no se ha logrado desarrollar plenamente la Constitución de 1991.

Las declaraciones del magistrado Reyes tuvieron lugar en el contexto de las aspiraciones del presidente Petro de iniciar un proceso que derive en una nueva Constitución para Colombia.

“¿Cómo seguir hablando de nuevos proyectos constitucionales si es que no hemos sido capaces de desarrollar y hacer cumplir el pacto que desarrollamos en 1991? La Constitución no puede ser una masa deforme, gelatinosa y banal que cambien a placer. Al revés. Es un documento rígido que precisa de muy meticulosos requisitos de variación y cambio”, afirmó Reyes durante la celebración de los 33 años de la Constitución.

El magistrado enfatizó la necesidad de respetar y defender la actual Constitución, subrayando que es el único camino para alcanzar la paz en Colombia. “La invitación diaria a apropiarse del sentido constitucional y de la responsabilidad que a todos y todas concierne en defender la supremacía de ese texto, como la única posibilidad de poder vivir en paz”, puntualizó Reyes.

Las declaraciones del magistrado han generado un intenso debate en el ámbito político y jurídico del país, donde diversos sectores se han pronunciado tanto a favor como en contra de la propuesta del presidente Petro. Mientras algunos consideran necesario un nuevo pacto constitucional para responder a los retos actuales, otros defienden la vigencia y relevancia de la Constitución de 1991, destacando la necesidad de trabajar en su plena implementación antes de considerar cambios tan profundos.

En medio de esta controversia, la posición del presidente de la Corte Constitucional refuerza la importancia de un enfoque cuidadoso y respetuoso hacia la actual carta magna, sugiriendo que cualquier modificación debe ser fruto de un amplio consenso y un riguroso proceso democrático.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page