top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

La advertencia del presidente Petro al Congreso


El presidente Gustavo Petro posesionó a sus nuevos ministros, en la Casa de Nariño.

Sin una coalición mayoritaria sólida y con más dudas que certezas sobre el futuro de las grandes reformas que se tramitan en el Congreso, el presidente de la República, Gustavo Petro, posesionó ayer a los nuevos integrantes de su gabinete, lanzando duras advertencias al Congreso de la República.

Como se conoció la semana pasada, el jefe de Estado decidió hacer un remezón ministerial, luego de las trabas que partidos como el Conservador, Liberal y la U le han puesto al trámite de la reforma a la salud, conformando un equipo mucho más afín a sus ideales y a su proyecto.

Al tomar juramento a los funcionarios que llegan a reemplazar a los salientes ministros, Petro les encomendó la misión de sacar adelante iniciativas claves para los colombianos como la reforma agraria, la reforma a la salud y el ajuste al precio de la gasolina para que los subsidios no se sigan pagando con los dineros de los más pobres.

Dijo que es necesario también que el Gobierno cuente con las herramientas de ley para comprar los tres millones de hectáreas que demanda el Acuerdo de Paz para beneficio de los campesinos.

Fue ahí donde el presidente se refirió al Congreso y advirtió que esta corporación tiene que definir de qué lado está, “si del lado del pueblo y sus derechos, o si del lado de las grandes fortunas y sus privilegios manejando dineros públicos”.

“Espero que el Congreso de la República pueda reflexionar, a pesar de la presión que recibe todos los días de los sectores más reaccionarios y retardatarios del país, que tratan de influir para que el Congreso no haga las reformas. La reforma agraria es una de las más importantes, es fundamental. Si este Gobierno no sale con nada alrededor de este tema incumplió su palabra de cambio”, manifestó.

El mandatario también anunció que, independientemente de los cambios que hubo en su equipo de trabajo y la sorpresiva salida de la ministra de Salud, Carolina Corcho, el proyecto que abanderaba la funcionaria no cambiará su esencia, pues lo que pretende es lograr que los dineros de la salud los maneje el sector público y “no unas entidades que engordan, precisamente impidiendo que la gente tenga atención médica”.

Petro fue enfático en que el nuevo ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, tiene como responsabilidad hacer que la reforma salga triunfante en el Congreso de la República.

Entre tanto, al nuevo ministro de Transporte, William Fernando Camargo

Triana, el presidente le encomendó la tarea de priorizar las vías terciarias o campesinas y la construcción de pistas aéreas en las regiones, para impulsar la industria turística, pues recordó que este sector será el que reemplace en el tiempo la extracción de petróleo y de carbón.

Los otros ministros que asumieron funciones a partir de ayer fueron: Hacienda, Ricardo Bonilla González; Interior, Luis Fernando Velasco; Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Mojica Flórez; TIC,

Óscar Mauricio Lizcano Arango, y Ciencia, Tecnología e Innovación, Yesenia Olaya Requene.

También se posesionaron Carlos Ramón González, como director del Departamento Administrativo de la Presidencia, y Olmedo López Martínez, nuevo director de la Unidad de Gestión del Riesgo y Desastre (UNGRD).

1 visualización0 comentarios
bottom of page