top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

La región se estancó en el Índice de Competitividad

Norte de Santander se destacó en sofisticación y diversificación, y educación básica y media. Retrocedió en negocios y mercado laboral.


El desempeño competitivo en una buena parte de los departamentos se ha deteriorado. Norte de Santander se mantuvo en la posición 14 del Índice Departamental de Competitividad (IDC).

El informe entregado ayer por el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y la Universidad del Rosario para los 32 departamentos del país y Bogotá, reflejó que este departamento se estancó en el ranking, al registrar un puntaje de 4,80 sobre 10, por delante de San Andrés (15) y Magdalena (16) y Meta (17).

El rector de la Unirosario, Alejandro Cheyne, afirmó que, de los 33 territorios evaluados, 20 registraron una caída en su puntuación en comparación con el recalculo del año pasado.

“Es esencial que los diferentes actores públicos y privados trabajen de menare coordinada, para fortalecer la competitividad de sus territorio y aprovechar las oportunidades que ofrece el contexto actual, para revertir esta tendencia”, añadió Cheyne.

Según el rector, las brechas más significativas entre los departamentos se presentaron en adopción TIC, sistema financiero, sofisticación y diversificación, e innovación, en los cuales la diferencia en puntaje entre el mejor y el peor fue superior a 9,0, en una escala entre 0 y 10.

En particular, se encuentra que el desempeño relativo de los departamentos fue bastante heterogéneo en indicadores como: ancho de banda de Internet fijo, inclusión financiera, diversificación de la canasta exportadora, e investigadores per cápita.

Peor desempeño

Norte de Santander disminuyó 0,60 puntos su calificación en el pilar de infraestructura, con un puntaje total de 4,69, ocupando el lugar 13 y retrocediendo cuatro puestos. Esto, como resultado de su regresión en los indicadores de pasajeros movilizados por vía área, red vial pavimentada a cargo del departamento por área y la red vial primaria por área.

También tuvo un retroceso similar el entorno para los negocios, al pasar del puesto 14 al 18, con un puntaje de 4,42. En mercado laboral, cayó tres lugares, para ubicarse en el casilla 30 y lograr 4,05 puntos.

Según los investigadores, la región tiene los retos principales en los pilares innovación (se mantuvo el puesto 14) y sostenibilidad ambiental (subió cuatro puestos al 27), en los que registra puntuaciones de 2,58 y 3,20 respectivamente.

En innovación, presenta desafíos en siete de las 10 variables que lo conforman, las cuales son la investigación de alta calidad, inversión en ACTI, productividad de la investigación científica, patentes, modelos de utilidad, diseños industriales y marcas, ya que obtienen puntajes inferiores a 3,30.

Crece en transparencia y educación

El territorio obtuvo los mejores puntajes en dos de los 13 pilares del IDC: sofisticación y diversificación (7,93) y educación básica y media (6,65).

La consejera de Competitividad de Norte de Santander, Norela Arenas, destacó el crecimiento en el pilar educación básica y media, en donde se tuvo la mejor calificación en los indicadores cobertura neta en educación secundaria

(8,11) y puntaje pruebas Saber 11 en colegios oficiales (8,73).

Arenas agregó que en puntaje de pruebas Saber 11, la región subió de la casilla 21 a la 4, y “se debe seguir mejorando”.

“En el indicador de transparencia estábamos en el puesto 24 y pasamos al 11, subimos 13 lugares. También subimos en transparencia, por el buen manejo de las regalías, pasando del puesto 27 al 7; creo que es lo más importante a resaltar, por el trabajo que se ha hecho desde la Gobernación en el manejo de estos recursos”.

La funcionaria afirmó que en donde hay falencias todos los entes tienen que seguir trabajando, porque no es solo trabajo de la Gobernación, sino de todos los entes públicos y privados, así como los gremios, porque el propósito es escalar en el próximo informe del IDC.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page