top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

La salud que le prestan a los maestros es indigna: Asinort

El magisterio nortesantandereano exigió al Gobierno Nacional intervenir para que se mejoren los servicios de salud para los maestros.


Los maestros de Norte de Santander marcharon ayer para protestar por varias cosas: no más negación de citas médicas, no más negación de medicamentos. No más demoras injustificadas de procedimientos médicos, no más paseos de la muerte, no más retrasos indefinidos de cirugías. A estas consignas se sumaron otras que fueron calificadas de indignas por los directivos de la Asociación de Institutores Nortesantandereanos, Asinort, y que tienen que ver con el derecho al trabajo y el derecho de oportunidades, en franca alusión a los maestros provisionales del departamento que quedaron por fuera del concurso docente que convocó el año pasado la Comisión Nacional del Servicio Civil, muchos de ellos con 10, 13 y 16 años de labores en el servicio de la educación. Leonardo Sánchez Quintero, presidente de Asinort, indicó que los maestros también marcharon en protesta y rechazo al proyecto de ley de los bonos educativos, propuesto por la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal. Son dos los proyectos de ley que han generado molestias entre los profesores. El otro, también presentado por miembros del Centro Democrático, pretende prohibir los paros de los trabajadores de la educación, algo que riñe con la Constitución Nacional, que consagra el derecho a la protesta, no solo de los maestros, sino de cualquier sector económico o social del país, dijo Sánchez. “La protesta también la estamos haciendo para alertar al Gobierno Nacional de los posibles hechos de corrupción que vienen por el presupuesto de la educación pública y los maestros estamos firmes en las calles para impedirlo”, dijo Sánchez. El vocero del magisterio nortesantandereano solicitó garantías al Gobierno Nacional para que se exija a la Unidad Médico Quirúrgica un mejor servicio de salud, pero también transparencia y participación del magisterio en las regiones para la toma de decisiones en el proceso que se está llevando a cabo para contratar los servicios de salud. En el departamento son más de 12.000 los maestros que atienden la educación pública. A la Unidad Médico Quirúrgica le estamos exigiendo cumplimiento en los servicios que debe prestar al magisterio. “Los maestros estamos enfrentando Asinort volvió a insistir al Gobierno Nacional sobre su propuesta de ampliar la planta de maestros de Norte de Santander para no desamparar a los provisionales. el peor de los tratos en materia de servicios de salud, porque no nos dan citas con especialistas y si las dan demoran más de cuatro meses”, dijo el directivo de Asinort. Orielso Torrado, maestro y líder sindical, indicó que a pesar de que los maestros pagan sumas entre 400.000 y 600.000 por seguridad social, los servicios que reciben son indignos. “Hay cirugías represadas desde hace 8 meses y citas con especialistas para dentro de seis meses”, dijo. Le estamos haciendo un llamado al Gobierno Nacional para que meta en cintura a la Fiduprevisora, a los operadores regionales para que no nos conviertan la prestación del servicio de salud en el paseo de la muerte. A la marcha acudieron unos 2.000 profesores y directivos sindicales del área metropolitana y de municipios como Tibú, Bochalema, El Zulia, Ocaña, Chinácota y Pamplona, entre otros.

3 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page