top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Las coaliciones terminan siendo excluyentes: Iván Name


El nuevo presidente del Senado se ha caracterizado por mantener una línea mucho más independiente y crítica del gobierno Petro.

Pocos minutos después de su sorpresiva victoria como presidente del Senado, Iván Leonidas Name Vásquez siguió enviando mensajes al gobierno sobre cuál será el talante de su ejercicio al frente de la corporación durante el segundo año legislativo.

En primer lugar, advirtió que el Senado no será solo un notario del Gobierno y que, por el contrario, los proyectos serán ampliamente discutidos.

“Todas las propuestas que vengan al Congreso deben tener un estudio, un análisis, un ajuste de las propuestas de acuerdo a los debates, a las iniciativas y de acuerdo a los consensos en que lleguemos entre todos. Este es un tiempo en que tendremos al ciudadano vinculado al Congreso haciendo propuestas”, manifestó Name.

Pero fue un poco más allá cuando habló del futuro de la coalición de gobierno, la cual terminó mal el semestre pasado y en el actual siguió por la senda de la crisis.

“Nosotros no consideramos que vayamos en torno de las coaliciones. A mí me gusta muchísimo más el voto libre de las bancadas, que unas y otras debatan, de acuerdo a los análisis, de tal forma que no hay que prevenir al parlamento, no hay que ponerle la camisa de fuerza de las coaliciones al Congreso. Las coaliciones terminan siendo excluyentes. Vamos a buscar que la coalición seamos todos, ponernos de acuerdo, tener las garantías y tramitar todas las garantías”, dijo.

Sin embargo, para intentar aclimatar el ambiente con el Gobierno, el nuevo presidente del Senado precisó que, “aquí no ganó ninguna coalición ni de gobierno ni de oposición y no perdió nadie. No tenemos un sesgo sino el del Capitolio, el del Congreso y tenemos la voluntad y la disposición para trabajar en armonía con el gobierno”.

Clara advertencia

Lo dicho por Name va en concordancia con la línea política que ha tenido frente al gobierno de Gustavo Petro, del cual ha sido crítico desde la campaña y mucho más en lo corrido de este primer año de administración. Esa postura fue la que llevó a Name a conseguir los apoyos que le permitieron ganar el jueves, sobre la medianoche, la presidencia del Congreso.

Su triunfo estuvo sustentando en los votos que le dieron los partidos de oposición, Centro Democrático y Cambio Radical, como también la mayoría de las bancadas del liberalismo y el Partido de la U. Aunque es cierto que también sumó algún voto inconforme de los verdes y del propio Pacto Histórico, que no estaban de acuerdo con la candidatura de Angélica Lozano.

Y es ahí en donde el Gobierno tiene que empezar a sanar las heridas, en sus propias filas, porque muchos pesos pesados del petrismo quedaron muy dolidos con lo que pasó el 20 de julio. Casi con lágrimas y un discurso sentido, el senador Inti Asprilla cuestionó al ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, por su decisión de buscar votos para la victoria de Angélica Lozano, cuando fue ella quien en el pasado se opuso a que los verdes apoyaran a Gustavo Petro en las presidenciales del 2022.

En el Pacto Histórico también hay voces muy críticas con el jefe de Estado, porque hace dos semanas los citó a la Casa de Nariño y los dejó plantados. El viernes el

A mí me gusta muchísimo más el voto libre de las bancadas; que unas y otras debatan, de acuerdo a los análisis, de tal forma que no hay que prevenir al parlamento. No hay que ponerle la camisa de fuerza de las coaliciones al Congreso”,

Iván Name, nuevo presidente del Senado.

mandatario volvió a citar para hablar de la agenda legislativa y de las expectativas para las elecciones de octubre.

Contrario al periodo de sesiones pasado, cuando el Ejecutivo, de forma muy ambiciosa, puso a consideración un paquete de más de 30 proyectos, comenzando por las reformas sociales y constitucionales, en este nuevo periodo ha sido más cauto y prefirió primero consultar los proyectos, para luego sí llevarlos al Congreso.

Los proyectos

¿Pero cuál será la suerte de los proyectos? Las dos prioridades por el momento para el Gobierno son, la reforma a la salud y la reforma pensional.

En el periodo pasado, tras superar el primer debate en la Comisión VII, la iniciativa que busca darle impulso a un nuevo sistema de salud en el país se quedó trabada en la plenaria de la Cámara de Representantes, en donde estuvo estancada por los impedimentos.

En esta oportunidad, el proyecto podría tener unas mayorías justas para ser votado, pues se considera que por ahora el Partido Liberal se volvió a plegar al Gobierno, luego de elegir a Andrés Calle en la presidencia de la mesa directiva.

No correrá la misma suerte la reforma pensional, la cual entrará a discusión en la plenaria del Senado, en donde ya su presidente Iván Name anunció que habrá, al menos, una audiencia, pero que ante todo se escuchará a la gente del común para el trámite de estas reformas.

Pendiente de presentarse en los próximos días e incluso semanas está la reforma a la educación, la cual será llevada en dos proyectos, uno que irá por la Comisión Sexta y el otro, por ser ley estatutaria, llegará por la Comisión Primera del Senado. A diferencia de la Cámara, en el Senado el liberalismo no sería tan incondicional con el Gobierno Nacional.

La otra puja que se dará el gobierno en el Congreso, la otra semana, es lograr conseguir que las presidencias de las comisiones queden en manos de congresistas afines. Al menos en la Comisión Primera de Senado y Cámara se espera llegarán Alexander López y Óscar León Sánchez.

Entre oros proyectos que aún se encuentran en construcción están el relacionado con la humanización carcelaria, que generó mucha controversia en las sesiones pasadas, pero que de acuerdo con el ministro de Justicia, Néstor Osuna, se ha ajustado y antes de ser radicado se consultara su borrador con los sectores interesados.

En proceso, igualmente, siguen proyectos como la ley de sometimiento, la reforma a los servicios públicos que no fue anunciada por el presidente Petro el día de la instalación de las sesiones y la reforma al código minero.

El presupuesto general de la nación para el 2024 es, sin duda alguna, el principal proyecto económico en esta legislatura. La semana próxima el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, deberá presentar un borrador al Congreso y será en un mes cuando radique el proyecto definitivo.

Otra puja política que se jugará el gobierno en el Senado es la elección del nuevo contralor general de la República, después de que el Consejo de Estado anulara la elección Carlos Hernán Rodríguez en mayo pasado.

Por ahora, el mecanismo de selección apenas va en la escogencia de la universidad que revisará y postulará las hojas de vida de los candidatos, quienes llegarán en una lista final de 10 aspirantes a la plenaria.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page