top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Más de 800 indígenas Emberá Katío retornarán al departamento del Chocó acompañados por el Distrito d

- Este es el retorno indígena de mayor magnitud que se ha realizado en el país, acompañado por el Estado.

- El recorrido durará más de 12 horas e implica una amplia articulación institucional para brindar todas las condiciones de seguridad y dignidad.

- Los indígenas, en su mayoría, son víctimas del conflicto armado.

858 integrantes de la comunidad indígena Emberá Katío, entre hombres, mujeres, niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos mayores, retornarán a su resguardo, ubicado en el Alto Andágueda, departamento del Chocó, entre este martes 23 y el jueves 25 de mayo, acompañados por la Alcaldía de Medellín y toda una oferta institucional que busca garantizar la protección y el restablecimiento de sus derechos.

El recorrido, que será de más de 12 horas y pasará por el resguardo indígena Dokabú de Pueblo Rico, en Risaralda, y que continuará hasta las zonas de resguardo de cada una de las familias, implica una gran disposición de recursos humanos, técnicos y presupuestales de diferentes dependencias del Distrito de Medellín, como la Gerencia Étnica y la Secretaría de Gobierno, liderados por el Equipo de Atención y Reparación a Víctimas de la Secretaría de la No-Violencia.

Para acompañar este proceso de retorno voluntario de forma digna y garantizando la seguridad de los indígenas, la Administración Distrital ha trabajado durante más de cuatro meses, brindando toda una oferta de atención, que permitió concertar este retorno a través de varias mesas de diálogo con los líderes de la comunidad, además de la ejecución de acciones previas de alistamiento y articulación de la oferta, con las entidades involucradas en este traslado como el ICBF, la Unidad Nacional de Atención y Reparación a Víctimas (UARIV), Personería de Medellín, Defensoría del Pueblo, Gobernación de Antioquia, Alcaldías y Gobernación del Chocó.

“Esto es un trabajo de meses en donde la Secretaría de la No-Violencia pone a disposición el saber hacer de un equipo de retorno y reubicaciones que permitirá aportar a la sostenibilidad del retorno y contribuirá a que estas personas que van de Medellín al Chocó tengan oportunidades en el territorio. Y por eso, hacemos el llamado a las diferentes entidades del nivel departamental en el Chocó, pero también, a las entidades del nivel nacional, para que colaboremos y coordinadamente logremos que se den todas las garantías de sostenibilidad de la comunidad Emberá Katío en su territorio ancestral. Esta es la mejor manera para garantizar sus derechos y que así, puedan realizar sus proyectos de vida, conforme a sus usos y costumbres”, dijo Jorge Iván Palomino, subsecretario de Construcción de Paz Territorial.

Para el traslado de toda la comunidad y sus maletas se utilizarán 30 buses y camiones. Las familias contarán con alimentación durante el retorno, además de paquetes alimentarios que serán entregados en Dokabú. Se dispusieron más de tres mil costales para el embalaje y 210 maletas, kits diferenciales para las familias que tienen integrantes de primera infancia que incluyen pañales desechables y teteros, kits de vivienda que incluyen tejas y herramientas para la adecuación de sus hogares, kits de herramientas agrícolas, kits productivos con chaquiras e hilos para sus tejidos, kits de telas y cintas para los vestuarios femeninos, dotación de instrumentos musicales y kits de dotación comunitaria.

Históricamente, Medellín ha sido epicentro de llegada de comunidades indígenas desplazadas por la violencia, por lo que el Distrito ha activado de manera permanente rutas de atención inmediata de acuerdo lo establecido en la Política Pública de Asistencia, Atención y Reparación a Víctimas; sin embargo, los riesgos y vulnerabilidades de esta comunidad son estructurales e históricos por la falta de garantías en su territorio ancestral, por lo que terminan desplazándose a las grandes ciudades en búsqueda de condiciones para la garantía de sus derechos fundamentales como la alimentación, vivienda, salud, y trabajo.

“Esperamos que esta comunidad pueda retornar con dignidad y seguridad, le solicitamos al Gobierno Nacional y a la Gobernación del Chocó que en su territorio ancestral se den todas las garantías y las condiciones para que este retorno pueda ser sostenible”, afirmó Alexis Mejía, gerente (e) de Etnias.

Los procesos de atención y caracterización adelantados por el Equipo de Atención y Reparación a Víctimas de la Secretaría de la No-Violencia, develan que esta población indígena, en su mayoría, son víctimas de desplazamiento forzado en el marco del conflicto armado. Una vez la población se encuentre ubicada en el territorio chocoano las entidades del territorio deberán garantizar la sostenibilidad del retorno.

La Alcaldía de Medellín reafirma el llamado a la UARIV, a la Gobernación del Chocó, a la Alcaldía de Bagadó y entidades del Gobierno Nacional, para que se materialicen, en el territorio indígena, estrategias y acciones que brinden condiciones de seguridad y estabilización socioeconómica que permitan que este proceso de retorno sea sostenible en el tiempo.


1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page