top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

No es un domingo más


Hay que lucir este 29 de octubre de 2023 el traje de la democracia votando por quiénes los ciudadanos consideren que irán a construir un mejor presente y a proyectar un adecuado futuro para los 40 municipios de Norte de Santander.

Son tantas las necesidades e igualmente abundantes los problemas sin resolver que los elegidos ojalá entiendan la responsabilidad que en ellos depositan los votantes, muchos de ellos desilusionados y otros esperando que al fin los políticos entiendan que son ellos quienes se deben a la comunidad y no al contrario. No es un domingo cualquiera. La cita nada menos es con el derecho a elegir y ser elegidos y el deber de votar sin vender la conciencia y la posibilidad de un debate electoral sin constreñimiento armado o de ofrecimiento de prebendas. Por eso debemos esperar que un par de peligrosos enemigos de esta actividad democrática puedan ser contenidos, como son los compradores de votos y los grupos armados ilegales. Mientras eso no desaparezca siempre las dudas y las inquietudes estarán a la orden del día en jornadas electorales como la que vivimos. Porque en el primer caso no es solo el billete junto con la hallaca y la gaseosa, puesto que ahí se esconden los poderosos contratistas que van tras el poder local o de personajes de dudosa procedencia que con sus apoyos infectan y le restan brillo a las elecciones. Tampoco es un domingo cualquiera porque servirá de primer termómetro al compromiso de la guerrilla del Eln y de la disidencia de las Farc y otras organizaciones que han aceptado sumarse al proceso de la Paz Total con el Gobierno Nacional. ¿No hostigarán a la población civil? ¿Permitirán que se vote sin que la boquilla del fusil amenace? Lo que hagan hoy quedará como prueba de si en realidad tienen un compromiso real con los colombianos sin influir indebidamente, con la amenaza de las armas, en la elección de las autoridades locales. Teniendo en cuenta que este debate señala el rumbo de ciudades como Cúcuta (que desde 1988 ha tenido 11 alcaldes por elección popular), Asocapitales, haciendo hincapié en el respeto y la defensa de la democracia, invitó a los 39 millones de colombianos habilitados, para que este domingo ejerzan el derecho al voto, para la renovación de alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas y juntas administradoras locales. Un aspecto sobre el que se insistió a lo largo de la campaña y ojalá al conocerse los resultados haya producido un efecto favorable, es el del voto responsable e informado. Es que la ciudadanía tiene que comprender que todo no se resume en ir, marcar los tarjetones y reclamar el certificado electoral, sino comprender y dimensionar la responsabilidad que tiene con su región y el país cuando de votar se trata. Para el caso de Norte de Santander hay una gran oferta de aspirantes: 4.768 que están en la tarjeta electoral para elegir un gobernador, 40 alcaldes, 13 diputados, 414 concejales y 142 ediles. Vamos a ver cómo le va a la región a partir de 2024 y hasta 2027 cuando vence el período de las nuevas autoridades que se eligen hoy. Lo que ocurra no es suerte sino producto de la decisión, esperemos que libre, que tomen los votantes en los cubículos y en las urnas. No es un domingo cualquiera. La cita nada menos es con el derecho a elegir y ser elegidos y el deber de votar sin vender la conciencia y la posibilidad de un debate electoral sin constreñimiento armado o de ofrecimiento de prebendas.

Editorial La Opinión

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page