top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Partido Colorado sigue gobernando a Paraguay


Santiago Peña, del Partido Colorado, ganó las elecciones presidenciales en Paraguay./

El oficialista Santiago Peña, del conservador Partido Colorado, ganó ayer domingo la presidencia de Paraguay con más de 42% de los votos, frente al opositor Efraín Alegre, que obtuvo 27%, anunció la autoridad electoral con más del 90% de las mesas electorales escrutadas.

Peña, un economista de derecha de 44 años muy cercano al exmandatario Horacio Cartes (2013-18), debe reemplazar al presidente Mario Abdo Benítez a partir del 15 de agosto por un periodo de cinco años.

Es considerado como un tecnócrata de poca experiencia política. Estudió en la Universidad de Columbia en Nueva York y fue ministro de Economía durante el gobierno de Cartes.

Su única experiencia electoral fue en 2017, cuando perdió las primarias del Partido Colorado frente a Mario Abdo.

Sonriente y amable, Peña electo por amplio margen, logró retener el poder para el Partido Colorado, pese a sus fuertes divisiones, en medio de acusaciones de corrupción contra sus principales líderes.

Su ingreso a la política llegó de la mano del exmandatario Horacio Cartes (201318), hoy sancionado por Estados Unidos como “significativamente corrupto”, quien lo afilió al Partido Colorado y lo tuvo como ministro de Economía.

Para atacarle, sus adversarios le llaman “el secretario de Cartes”. Pero él parece no sentirse afectado. “Es alguien muy sereno, impresiona su tranquilidad”, dijo a la AFP uno de sus colaboradores.

En la sala de su elegante casa de Asunción se exhiben sus fotos abrazado con su esposa Leticia Ocampos, con quien se casó cuando eran adolescentes luego de que ella quedó embarazada. Además de ese hijo, hoy de 26 años, la pareja tiene una chica de 17.

“Fui padre a los 17 años. Fue un momento duro en la vida. No fue planificado, pero me llevó a construir sobre principios muy sólidos del compromiso, de la responsabilidad, de la honestidad, de la integridad, del saber que hay gente que depende de uno. Y sin darme cuenta, con 17 años empecé a desarrollar una vocación de servicio”, aseguró.

Peña recuerda que las familias de ambos los ayudaron y que su padre le impulsó a seguir estudiando. Reconoce también el apoyo de su madre y de sus dos hermanos mayores.

Así, pudo ir a la Universidad de Columbia en Nueva York y trabajó durante un tiempo para el Fondo Monetario Internacional.

También formó parte del directorio del Banco Central de Paraguay.

Dice que durante la campaña electoral recibió “un gran soporte familiar”. “Tengo un núcleo familiar maravilloso que me ha acompañado, que ha sido una contención en todo este período”, comentó en una entrevista con AFP.

Rechaza la legalización del aborto porque le parece “lo más fácil, un atajo”. Y se declara decidido a defender la familia “en su composición tradicional: mamá, papá e hijos”.

Peña ha dicho que preservará las relaciones diplomáticas con Taiwán, pese a los cuestionamientos de sectores productivos, especialmente de la agroindustria y la ganadería, que piden abrir las exportaciones a China.

También aseguró que le une “un lazo de hermandad enorme con Israel” y se propone mudar nuevamente la embajada de Paraguay a Jerusalén, una medida que en consonancia con Donald Trump había tomado Cartes al final de su gobierno y que el actual presidente Mario Abdo revirtió.

La tarea que nos espera no es para una sola persona ni para un solo partido, convoco a la unidad y al consenso”, Santiago Peña, presidente de Paraguay, que tiene 7.5 millones de habitantes.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page