top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Presidente Petro ‘mostró los dientes’ a los partidos que se apartaron de la reforma a la salud

pidió la renuncia de altos cargos en el Gobierno


Un terremoto político se avecina en el país, después de que los partidos de coalición de La U, Liberal y Conservador dieran un paso al costado para no apoyar la polémica reforma a la salud de la ministra Carolina Corcho.

La turbulencia se desataría, ya que desde la Casa de Nariño les pidieron la renuncia protocolaria a funcionarios de alto cargo en el Gobierno nacional que tendrían una representación política en los partidos Liberal, de La U y Conservador.

Se trata de los viceministros de Transporte, Carlos Eduardo Enríquez, del partido Conservador; Sergio Octavio Valdés, viceministro de las TIC, de La U, y también afín a esa colectividad la viceministra de esa cartera, Nohora Mercado, junto con Felipe Arbouin, viceministro de Vivienda, del Partido Liberal.

Algunos sectores políticos han advertido que se trata de una estrategia de presión desde la Presidencia de la República para que sea aprobada en el Congreso la reforma a la salud.

Ministra Carolina Corcho les dijo a tres partidos que no incluirá ningún cambio en la reforma a la salud

La ambiciosa y controvertida reforma a la salud de Carolina Corcho vuelve a tambalear. SEMANA conoció que la funcionaria ya les hizo saber a los partidos políticos que no va a incluir ningún cambio en la reforma. Por esta razón, congresistas de la Comisión Séptima que habían pensado votar favorablemente el articulado, podrían votar negativamente a esa iniciativa

Desde que se presentó por primera vez la reforma, que busca acabar con las EPS y eliminar el rol de aseguramiento sobre el cual se ha fundado el sistema, numerosas críticas y advertencias han salido a flote. Esto llevó a que el Gobierno, ya con la reforma casi hundida políticamente y con Alejandro Gaviria fuera del gabinete por haberse declarado en contra de la iniciativa, comenzara a dialogar con los partidos políticos para intentar salvarla.

En principio, se creía que ese diálogo provocaría que el texto se matizara, cosa que finalmente no sucedió. El exministro Gaviria resumió lo que está pasando de manera concluyente: “La ponencia de la reforma a la salud es peor que el proyecto original”. El exfuncionario, quien estuvo a cargo de esa cartera por seis años en el gobierno Santos, aseguró que el proyecto no solo no mejora los problemas del sistema, sino que los agrava

Pero el miércoles en la tarde, un peso pesado también se rebeló y aseguró que presentaría una reforma estatutaria por el liberalismo. En un comunicado, el expresidente Gaviria señaló: “La ministra ha hecho una caracterización del sistema completamente ajena a la realidad. Se desconoce el origen y la calidad en ciertos análisis y datos que ha suministrado y sus comparaciones son bastante enrevesadas. Salvo por los significativos recursos para invertir en prevención, que no conocemos ninguna cifra del Ministerio de Hacienda, es poco lo que nos ofrecen en sus propuestas”

En el texto, el expresidente criticó la estatización que pretende la reforma de la ministra, la cual no tiene en cuenta la complejidad del sistema.

“Sí, se pueden y deben aceptar mayores recursos para las regiones más apartadas y remotas, pero es descabellado pensar que el sistema se puede estatizar en dos o tres años, máxime cuando el Gobierno apenas se asoma a entender la complejidad de lo construido en 30 años y se niega a entender su característica más compleja que es la gestión del riesgo en salud. La ministra considera que el Estado colombiano fácilmente puede asumir el colapso del sistema y la decisión de un sistema de salud completamente público en su esencia”, argumentó Gaviria, continuando las críticas a Corcho.

En el documento, el expresidente recordó la razón por la cual el Partido Liberal decidió levantarse de la mesa de negociación, que compartió con los partidos Conservador y de La U. “Cuando por tercera ocasión el Gobierno regresó, con textos iguales a los originales, sin ninguna alusión a los acuerdos con nuestros expertos”, recordó.

De acuerdo con Gaviria, la discusión parecía “inútil” por la poca disposición del Gobierno para acoger los textos acordados con los expertos. Las líneas del partido, según su líder, giran alrededor de “construir sobre lo construido, fortalecer las capacidades del sistema de salud y garantizar el derecho fundamental a la salud”

“El Partido Liberal ha decidido continuar con el trabajo que veníamos realizando con el Partido Conservador y el partido de La U en el examen y debate del sistema de salud colombiano, el cual ha mostrado grandes progresos sociales, de equidad y salud y se puede decir que es el mejor de cualquiera de los países emergentes y superior en sus resultados que el de muchos países industrializados, lo que no implica que se puedan hacer mejoras sustanciales del mismo”, informó el expresidente

Por ahora, se cree que esta iniciativa puede tener incluso más chance en ser aprobada que la del Gobierno. La gran ventaja que tendría el proyecto del liberalismo es que se radica como ley estatutaria. Como se recordará, la ministra Carolina Corcho se empeñó en presentar su iniciativa como ley ordinaria, de modo tal que necesitara menos debates, mayorías más sencillas y que pudiera comenzar por la Comisión Séptima, donde al Gobierno le queda más fácil alcanzar mayorías.

Pero para los expertos jurídicos es claro que una reforma a la salud, al tocar tantos derechos fundamentales, debería ser una ley estatutaria, por lo cual muchos anticipan que aun en el caso de que la reforma sea aprobada, se caerá en la Corte Constitucional.

Lo que viene en el Congreso

La reforma a la salud comenzó su tan esperado debate en el Congreso de la República, tras la radicación que hizo el Gobierno hace unas semanas de esa iniciativa. Por ahora, lo que ha sucedido es que los partidos Centro Democrático y Cambio Radical, opuestos a la reforma, ya radicaron sus informes de ponencia.

Así las cosas, con lo radicado este 12 de abril se pone nuevamente en la cuerda floja una reforma que viene bastante “golpeada”. En detalle, lo que argumentan los representantes que lideran la ponencia es que lo que pretende implementar el Gobierno de Gustavo Petro no le conviene al país.

“Después de un trabajo conjunto y armonioso, Cambio Radical y Centro Democrático hemos radicado ponencia negativa de archivo al proyecto de Ley 339 de 2023, presentado por el Gobierno nacional, que pretende reformar el Sistema General de Seguridad Social en Salud”, dijo en primer lugar una de las representantes firmantes, por el Partido Cambio Radical, Betsy Pérez.

“Requerimos una reforma al sistema de seguridad social en salud, pero una reforma que permita construir sobre lo construido, que permita conservar las buenas prácticas, las experiencias y los conocimientos aprendidos en los últimos 30 años que lleva la implementación del sistema”, agregó.

En ese sentido, la congresista Pérez insiste en que han sido críticos del “borrón y cuenta nueva” que plantea la idea que lidera la ministra de Salud y Protección Social, Carolina Corcho, y retoma una de las críticas más frecuentes al proyecto.

“No es la solución que requiere este país, que es tapizar la salud, no es la solución que están necesitando los colombianos. Somos unos convencidos de que el trámite legislativo que se le debe dar es el de ley estatutaria, toda vez que toca el núcleo del derecho fundamental a la salud. Por estas razones y muchas otras decidimos presentar la ponencia negativa”, insistió.

“Será el debate que daremos en próximas semanas y será la ponencia que defenderemos en las sesiones de la Comisión Séptima”, concluyó la representante.

0 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page