top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Soborno millonario y conexiones políticas en escándalo de corrupción en la UNGRD

Un escándalo de corrupción ha sacudido los cimientos del Gobierno de Gustavo Petro, con acusaciones que involucran a altos funcionarios y contratistas en un presunto soborno de $7.700 millones, equivalente al 15% del valor total del contrato, en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo (UNGRD).

La denuncia, considerada la más grave hasta ahora contra el Gobierno de Petro, se centra en la presunta recepción de sobornos por parte de funcionarios de alto rango de la UNGRD. Entre los implicados se encuentran Olmedo López, exdirector de la entidad, y Sneyder Pinilla, exsubdirector de desastres.

La Fiscalía General está en proceso de recibir los testimonios de López y Pinilla, quienes podrían recibir un principio de oportunidad a cambio de cooperar con la investigación y revelar detalles sobre el presunto esquema de corrupción. Además, se espera escuchar a los contratistas involucrados en la adjudicación de contratos, particularmente aquellos relacionados con la adquisición de carrotanques.

Según Pinilla, los contratistas entregaron un soborno de $7.700 millones en tulas negras, destinado a los presidentes del Congreso, Iván Name y Andrés Calle. Estos empresarios se han mostrado dispuestos a testificar sobre el funcionamiento del esquema de corrupción en la entidad.

El contrato en cuestión fue otorgado a la empresa Impoamericana Roger SAS bajo circunstancias cuestionables. A pesar de presentar la oferta más costosa, la empresa no solicitó anticipo, carecía de experiencia en el sector y su capital era significativamente bajo. Estas irregularidades fueron destacadas en un informe posterior de la Contraloría General.

Los carrotanques adquiridos, destinados originalmente para proporcionar agua potable a comunidades indígenas vulnerables en La Guajira, fueron encontrados almacenados sin uso. Este descubrimiento llevó a la revelación de conexiones entre representantes y directivos de las empresas competidoras, sugiriendo un presunto pacto para garantizar que Impoamericana Roger SAS ganara el contrato.

Sneyder Pinilla, en su calidad de exsubdirector de desastres, firmó el recibimiento de los vehículos, al igual que la recepción del soborno por parte de los contratistas.

Hasta el momento, las investigaciones han revelado una red de corrupción que involucra a altos funcionarios y contratistas. Andrés Idárraga, secretario para la Transparencia de Presidencia, también ha sido señalado en el escándalo, lo que resultó en su destitución por orden del presidente Petro.

Las acusaciones han alcanzado a figuras prominentes como Iván Name y Andrés Calle, presidentes del Senado y la Cámara respectivamente, quienes han negado las denuncias y se han mostrado dispuestos a colaborar con las autoridades.

El desenlace de este escándalo sigue siendo incierto, con nuevas revelaciones y testimonios que podrían arrojar luz sobre la magnitud total de la corrupción en la UNGRD durante la administración de Petro.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page