top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Sube la tensión entre el Gobierno y los partidos de la coalición


Aunque el Gobierno abrió la puerta para hacer cambios al texto inicial de la reforma a la salud, los partidos aseguran que los cambios no se ven reflejados en el proyecto. /

Un nuevo capítulo en la larga y tensionante novela en que se ha convertido el trámite de la reforma a la salud del gobierno de Gustavo Petro, se escribió en el Congreso, luego de que el Ministerio de Salud rechazara la mayoría de las 133 proposiciones modificatorias presentadas por los partidos Conservador, Liberal y de la U.

Estos cambios se convirtieron en una condición de las tres colectividades que integran la coalición oficialista, para respaldar el controvertido proyecto que ya hace trámite en la Comisión Séptima de la Cámara.

No obstante, el jueves, el presidente del Partido Conservador, Efraín Cepeda, informó que apenas el 27% de las propuestas presentadas fue acogido por el Gobierno Nacional, 73% fue rechazado y de las prioritarias, que son el modelo mixto, la libre escogencia, gestoras de salud y vida, solo fueron acogidas 19 de 95, es decir, menos del 20%.

“Si esas condiciones persisten el martes, el Partido Conservador votará negativo a la ponencia radicada producto de la reforma presentada por el Gobierno. No vuelvo a asistir a más reuniones, para qué, con apenas un 20% de acogida. Se notificará al Ministerio que no lo vamos a votar en caso de que ellos persistan en esa postura; deben acogerlas de otra manera o no hay votos”, manifestó Cepeda.

Este ultimátum dado por los partidos, sin embargo, no fue bien recibido por el Ejecutivo y la respuesta no demoró en llegar.

Ayer en la tarde, medios nacionales confirmaron que desde la Presidencia de la República le ordenaron a todos los viceministros de las carteras de Transporte, Vivienda y las TIC, poner sobre la mesa sus cartas de renuncia, con el fin de hacer algunos cambios.

Esta movida fue interpretada, de inmediato, como una medida de presión por parte del Gobierno a los partidos, para lograr acuerdos que permitan sacar adelante el proyecto de reforma liderado por la ministra de Salud, Carolina Corcho, y cuyo debate arrancará la próxima semana en la Cámara.

Lo anterior, por cuanto dichos viceministerios están ocupados por representantes de los tres partidos que hoy se encuentran en rebeldía con el Gobierno.

Tres ponencias

Hasta el momento, el panorama al que se enfrenta el proyecto bandera del gobierno Petro es uno con tres ponencias de por medio: la propia, que fue radicada el pasado 31 de marzo, de manera sorpresiva y contra todos los pronósticos, incluso con la firma del ponente conservador y el de la U.

Dicho texto no incluye los cambios que solicitaron los presidentes de los tres partidos tradicionales y es mucho más leal a la propuesta que desde un principio presentó la ministra Corcho.

La otra ponencia es la negativa, radicada esta semana por el representante del Centro Democrático, Juan Felipe

Corzo, y su compañera de Cambio Radical, Betsy Judith Pérez Arango, quienes piden el archivo del proyecto en primer debate.

La tercera ponencia es la que radicó el representante liberal, Germán Rozo, quien asegura que su partido quiere construir una reforma a la salud con base en las iniciativas que han planteado con el Partido Conservador y el Partido de la U.

“Creemos que hay varios aspectos valiosos de la reforma del Gobierno, pero en lo que más nos distanciamos es en que nosotros creemos que el aseguramiento debe ser mixto y así lo dejamos contemplado en nuestra propuesta”, manifestó el congresista.

Sin embargo, esa ponencia no recoge todas las 133 proposiciones modificatorias de las que hablan los partidos Conservador y de la U.

Ante este panorama, lo que podría pasar desde el martes es que la discusión y votación se dará casi que artículo por artículo y el Gobierno buscará imponer sus mayorías, pero tanto los partidos de la coalición que no comparten el proyecto en su totalidad, como los de oposición, esperan tener los votos necesarios para que se aprueben los textos que respaldan.

Interviene la vicepresidenta

En medio de la discusión que se ha dado, la vicepresidenta de la República, Francia Márquez, les hizo un llamado a los partidos políticos para que apoyen la aprobación de la reforma a la salud en el Congreso de la República.

“Convoco a todos los partidos políticos de Colombia a devolverle la dignidad a un pueblo. Este es nuestro momento para erradicar el sufrimiento anacrónico que han tenido miles de familias colombianas, aquellas familias que no han podido acceder a un tratamiento médico, que no han podido acceder a un medicamento o a una cirugía”, expresó Márquez.

La vicepresidenta les insistió a las colectividades políticas que este es el momento para cambiar la salud de Colombia.

Si esas condiciones persisten el martes, el Partido Conservador votará negativo a la ponencia radicada producto de la reforma presentada por el Gobierno”, Efraín Cepeda.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page