top of page
  • Foto del escritorPrensaFMSantader

Suspenden cese al fuego con disidencias por masacre de indígenas

La estrategia de paz y seguridad es criticada por la oposición, que cuestiona la capacidad de las Fuerzas Militares y del mandatario nacional


El presidente de Colombia, Gustavo Petro, habla durante una reunión de cultivadores, en el Municipio de Bocas de Satinga, departamento de Nariño. /

El presidente de la República, Gustavo Petro, suspendió el cese al fuego que tenían las fuerzas militares con el Estado Mayor Central o disidencia, esto tras el asesinato de cuatro jóvenes indígenas que se negaron a ser reclutados. En un comunicado de prensa que entregó el mandatario señala que ese crimen es “un hecho atroz que cuestiona la voluntad de construir un país en paz” y que además “no hay justificación alguna para esta clase de crímenes”. Al parecer, según se ha precisado por las autoridades, tras del asesinato de cuatro jóvenes del pueblo murui, en Putumayo, está el frente ‘Carolina Ramírez’, aliado del llamado ‘Estado Mayor Central’ de las disidencias Farc. Los jóvenes pertenecían a la comunidad Guaquira y el 15 de mayo la guerrilla ya les había hecho un registro, pero el 17 de mayo volvieron para asesinarlos en la comunidad de Los Estrechos, en Solano, Caquetá, en plena frontera con el departamento de Amazonas. Precisó el comunicado del mandatario que se suspende el cese del fuego tras escuchar a las comunidades y tener presente la grave violación del Derecho Internacional humanitario por parte de esta organización al margen de la ley, sumado a otros hechos que generan incertidumbre y zozobra en la población”. “En consecuencia, se informa que el cese del fuego bilateral que había actualmente con este grupo armado en los departamentos de Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo se suspende y se reactivan todas las operaciones ofensivas”. Respuesta de las disidencias Poco después de que el presidente Gustavo Petro anunciara que quedaba suspendido al cese al fuego de Fuerzas Militares para con la guerrilla de las disidencias de las Farc, este grupo ilegal respondió y acusó al mandatario de no tener una real voluntad para negociar “Desde nuestra experiencia, este ha sido el gobierno menos serio para entablar conversaciones, al punto de que ni se han instalado los mecanismos locales del Mecanismo de Veeduría, Monitoreo y Verificación, así como las permanentes violaciones a su protocolo en temas que van desde la vocería para pronunciarse en aspectos del cese al fuego hasta la incesante necesidad de verificar hechos sobre terreno, o crear un protocolo de georeferenciación que era una claudicación anticipada y, como ha sido la constante en este proceso, todas las acciones de desescalamiento son responsabilidad de nuestra fuerza”, señala el comunicado emitido por la insurgencia. El rompimiento unilateral desatará la guerra y se multiplicarán los muertos, heridos y prisioneros”, dicen las disidencias Diversas reacciones Como necesaria y en algunos comentarios como una decisión tardía, calificaron distintos sectores la suspensión al cese al fuego que hará el gobierno con las disidencias. El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, sostuvo que “ya lo habíamos advertido, la paciencia se iba a agotar. La suspensión del cese al fuego con las disidencias, no es solo por el vil asesinato de 4 niños, también por los secuestros, extorsiones y demás acciones delincuenciales que nunca cesaron. ¡Apoyo total a esta decisión!”. El exministro del Interior, Alfonso Prada, cuestionó la posición de las disidencias y escribió en Twitter que “¡Increíble! Con el rompimiento del “cese al fuego”, que nunca existió, las Farc-ep amenazan con muertos, heridos y prisioneros. Ahhh, pero el Gobierno sigue manteniendo la mesa de diálogo”. El representante a la Cámara por Cambio Radical, Julio César Triana, planteó que “acá, al parecer, el único que no entiende que no hay voluntad de paz es el presidente Gustavo Petro”.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page